Noticias

Triunfo de Santos en el Super Bowl XLIV

Los Saints de Nueva Orleáns no le dieron respiro a Peyton Manning y en la agonía del partido le interceptaron un pase para proclamarse el domingo campeones del Super Bowl, al venir de atrás en una victoria 31-17 sobre los Colts de Indianápolis.

Tracy Porter interceptó a Manning, el quarterback que rara vez se equivoca, y avanzó 74 yardas para marcar el touchdown que sentenció el partido a falta de 3 minutos y 12 segundos de juego.

Los Saints, en el primer Super Bowl de su historia, protagonizaron una sensacional remontada. Después de verse abajo 10-0 al comienzo, Nueva Orléans dominó 31-7.

Drew Brees lució brillante: el mariscal de campo de los Saints completó 32 de sus 39 pases para 288 yardas e igualó el récord de pases completos en manos de Tom Brady.

Brees dio con el blanco en sus siete pases dentro la ofensiva que le dio a Nueva Orleáns la ventaja definitiva, con la anotación cayendo en un pase de 2 yardas a Jeremy Shockey.

El quarterback fue consagrado como el Jugador Más Valioso de la edición 44 del campeonato de la NFL.

“Nunca dejamos de creer en nostros y sabíamos que teníamos a toda una ciudad y tal vez a todo el país apoyándonos”, dijo Brees. No sé qué decir. He tratado de imaginarme este momento durante mucho tiempo y es mejor de lo que me esperaba”.

El pase interceptado de Manning fue la única pérdida de balón en todo el duelo y el cuatro veces Jugador Más Valioso de la liga terminó arrollado en el campo del estadio Sun Life de Miami en un intento infructuoso de parar la marcha de Porter. Cabizbajo, Manning caminó al costado mientras los festejos de los Saints empezaban.

Nadie hubiera pensado que el error más grave del encuentro sería de Manning.

En lo que fue hecho asombroso en la NFL durante muchos de sus 43 años, el resurgimiento de los Saints, conducidos por Brees y el entrenador Sean Payton, alcanzó el clímax con el touchdown de Shockey y la atrapada de conversión de dos puntos de Lance Moore, la cual fue impugnada y ganada por Payton cuando había sido anulada en principio.

La intercepción de Porter, tan dramática como la que hizo a un pase de Brett Favre al final del partido por el título de la Conferencia Nacional que forzó el tiempo extra, fue el único balón perdido en el partido. Y de seguro siempre será lamentado por Manning.

Los Saints (16-3) ganaron tres partidos de postemporada en este invierno después de imponerse en sólo dos en los 42 años anteriores. Vencieron a Arizona, Minnesota e Indianápolis (16-3)y consiguieron su primer título al anotar 107 puntos y permitir sólo 59.

El campeonato de la NFL tuvo lugar cuatro años y medio después de que el huracán Katrina azotó a Nueva Orleáns, y dejó en condición de nómadas a los Saints en la temporada del 2005. Incluso surgieron algunas dudas sobre su regreso, pero la NFL se negó a dejarlos fuera. El Superdome fue reconstruido y los Saints ganaron la Conferencia Sur en el 2006, su primera temporada con Brees y Payton.

Esa fue la temporada en que Manning ganó su único Super Bowl. En el recién concluido tuvo a los Colts bastante arriba en el marcador, pero la ofensiva de Nueva Orleáns _la mejor de la liga tras anotar 510 puntos en la campaña_ superó a Indianápolis por 31-17 después de ir perdiendo por 10-0.

Payton levantó el trofeo Vince Lombardi y después corrió hacia la zona de anotación en dirección a un grupo de fanáticos de los Saints que coreaban el grito de guerra del equipo: “Who dat, who dat, who dat say gonna beat dem Saints”. “¿Quién puede ganarle a los Saints?”.

“Este trofeo es para todos en Nueva Orleáns”, dijo Payton.

“Creo que le voy a dar un beso”, añadió el dueño Tom Benson.

Tras un concierto durante el descanso de la banda británica de rock The Who, los Saints abrieron el segundo tiempo con toda una sorpresa.

Se trató de un patada de despeje hacia los costados de Garrett Hartley. El ovoide fue tocado por Hank Baskett de los Colts y lo recuperó Chris Reis en la yarda 42 de Nueva Orleáns.

“Le dije a los muchachos que no me hiciesen quedar mal”, contó Payton.

Con la oportunidad servida en bandeja, los Saints hicieron gala de los dotes que les permitieron tener la mejor ofensiva de la liga en la temporada regular y se apoderaron de la delantera por primera vez. Se concretó con un avance de 16 yardas de Pierre Thomas con una jugada de pase en pantalla.

Manning no se amilanó y atinó un pase de 45 yardas a Dallas Clark al orquestar un ofensiva de 76 yardas, que fue culminada por la anotación de Joseph Addai desde la yarda 4.

Pero hasta ahí llegaron los Colts.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close