Noticias

La Esquina del Blues y otras músicas:

Concluyó la Segunda Temporada del Festival de Música de Cámara de Minería con un concierto que pudiera calificarse como histórico en México. Por una parte destaca la calidad de los músicos que participaron, pero por la otra, los valiosos instrumentos que fueron ejecutados y que proceden de las casas de laudería Stradivari, Guarneri del Gesú y Guadagnini, que datan de los siglos XV al XVII.

En colaboración con la Sociedad Stradivari de Chicago, esta temporada ofreció además de la muestra y ejecución de esos instrumentos, conferencias y ejemplos musicales ilustrados por ejecutantes de la talla de Philippe Quint, nominado al Grammy en 2001, quien toca el violín Stradivarius “Kiesewetter”; el joven Chun-Wen Huang, con 19 años de edad en un violín Guarneri del Gesú, construido en 1725; Jan Vogler, que toca el violonchello “Ex Hekking”, construido por Domenico Montagnana, en 1721, así como otros instrumentistas como el violista Maurycy Banaszek y el pianista Alessio Bax, entre otros.

En la conferencia que ofreció el Dr. William Sloan, especialista en laudería histórica y representante de la Sociedad Stradivari de Chicago, se puso de manifiesto que esta sociedad preserva instrumentos antiguos con la conciencia del valor práctico que poseen. Los cordófonos, —instrumentos de cuerda—, son como los vinos, mientras más añejos son mejores. Y en este sentido, se pone en contacto a inversionistas y gente que adquiere estos instrumentos, con jóvenes ejecutantes de gran talento para que los traten y los toquen como si fueran de ellos mismos.

Artículos relacionados

Entre 1515 y 1715 hubo nueve familias constructoras de violines en Cremona, Italia. En particular destacaron tres y dos de ellas la Stradivari y Guarneri fueron las más importantes. Sus instrumentos se convirtieron en paradigmas y a pesar de que en la era moderna la tecnología moderna dispone de muchos elementos, no ha podido superar su construcción y sonoridad. 

En la conferencia los solistas que interpretaron el programa alemán integrado por los quintetos para piano y cuerdas en fa menor, op. 34 de Brahms, y el op. 44 en mi bemol mayor de Robert Schumann, hicieron una demostración del sonido de los instrumentos expuestos: los violines de la casa Stradivari: “Cobbett, de 1683; “Ruby, por el color de su barniz, de 1708; “Jackson”, de 1714; “Kiesewetter” de 1723 y de Giuseppe Guarneri del Gesú el violín “Sloan”, de 1742 y el violonchelo “Ex Hekking”, creado en Venecia en 1721 por Domenico Montagnana.

Previo al inicio del concierto de cámara se dio a conocer que de los aproximadamente mil 200 violines que construyó Stradivari, quedan en el mundo 644, mientras que sólo existen 144 Giuseppe Guarneri. Pocos son los que se conservan en vitrinas y museos. La mayoría de ellos son ejecutados periódicamente, y en esta ocasión singular, bajo el auspicio de la Sociedad Stradivari y la Academia de Música del Palacio de Minería, el público mexicano tuvo oportunidad de apreciar la ejecución de estos antiguos instrumentos cuyo valor y belleza son únicos, y que fueron creados para que los escuchas disfruten de sus insuperables cualidades sonoras. 
 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button