Noticias

Declara Tailandia toque de queda

El gobierno de Tailandia declaró hoy el toque de queda tras la violencia desatada por los opositores “camisas rojas” que incendiaron decenas de vehículos, comercios, bancos, la Bolsa de Bangkok, un canal de televisión y el mayor centro comercial.

Pese a la rendición y detención de los líderes de los “camisas rojas” después del asalto del Ejército tailandés al campamento de los opositores en Bangkok, el caos y los disturbios continúan en la capital, dejando hasta ahora cuatro muertos y cerca de 60 heridos.

Los manifestantes respondieron con furia a la rendición de sus líderes, incendiando varios edificios públicos, entre ellos la Bolsa de Bangkok, mientras el Central World, uno de los mayores centros comerciales de la ciudad, fue atacado con granadas y bombas caseras.

Antes los disturbios de los “camisas rojas”, el ejército envió refuerzos a la capital tailandesa, donde la sede del canal de televisión local Channel 3 se encuentra en llamas y unos 109 trabajadores permanecen en el interior.

Aunque en un principio el Ejército aseguró tener la situación bajo control, el gobierno declaró toque de queda en Bangkok y otras 23 provincias entre las 20:00 horas tailandesas (13:00 GMT) y las 06:00 (23:00 GMT) del día siguiente, reportó el diario Bangkok Post.

Mañana jueves y el viernes cerrarán todas las entidades financieras del país por motivos de seguridad, anunciaron fuentes del gobierno.

La violencia se extendió este lunes a Udon Thani, en el noreste del país, donde varios opositores ocuparon el ayuntamiento e incendiaron el edificio, según fuentes policiales.

Los periódicos The Nation y Bangkok Post, los dos diarios en lengua inglesa de mayor circulación, decidieron evacuar a su personal ante el peligro de sean blanco de ataques de los manifestantes opositores.

Los disturbios se originaron después del asalto del Ejército en el campamento que los “camisas rojas” mantenían desde mediados de marzo pasado en el corazón financiero de Bangkok en demanda de la disolución del Parlamento y la celebración de elecciones generales.

Siete de los principales líderes de los “camisas rojas” se rindieron y fueron detenidos este miércoles por las autoridades, mientras el ejército declaró que tenía el control total de la ciudad, sin embargo nuevamente se disparó la violencia en el centro de Bangkok.

Al menos seis personas, incluido un reportero gráfico italiano y cinco “camisas rojas”, murieron este miércoles y otras 59 resultaron heridos durante el operativo del ejército, que lanzó tiros al aire y gases lacrimógenos para desalojar a los opositores, según los servicios de emergencia.

Desde el 12 de marzo pasado, la capital tailandesa había estado sumergida en múltiples protestas, dirigidas por el Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura (UDD), que exigían la renuncia del primer ministro Abhisit Vejjajiva.

Los “camisas rojas”, la mayoría de ellos habitantes pobres de las zonas rurales, consideran que el actual gobierno de coalición es ilegítimo, dado que llegó al poder a través de un voto parlamentario en lugar de unas elecciones populares.

Los manifestantes buscan la caída del Ejecutivo y el regreso del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en septiembre de 2006 por un golpe de Estado y sobre el que pesan varias acusaciones por corrupción.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close