Noticias

Cerati mejora, pero aguardan pronóstico

El estado de salud del músico argentino Gustavo Cerati experimentó una leve mejoría, pero los médicos que lo atienden informaron que la inflamación de su cerebro tardará en reabsorberse varias semanas, las suficientes para esbozar un pronóstico.

Por ello, aclararon, no deben esperarse cambios minuto a minuto.

Sobre la pregunta inevitable de si aún está en riesgo su vida, sin descartarlo del todo, dijeron que “tendría (Cerati) que tener una complicación muy inesperada”.

De momento, dijeron, va permanecer en la unidad de terapia intensiva del Centro Médico La Trinidad de la ciudad de Caracas, Venezuela.

De acuerdo con el último parte médico difundido este viernes por el sitio del cantante, se mantiene controlada la presión endocraneana, por lo que se puede hablar de una evolución en el cuadro de isquemia transitoria cerebral que le fue diagnosticado, luego de que se desvaneciera la noche del sábado tras un concierto ofrecido en la capital venezolana.

“Hay mucha inflamación y se tarda muchas semanas en reabsorberse, recién ahí uno puede comenzar a esbozar un pronóstico. Hay que tener paciencia no esperen cambios minuto a minuto”, Ramón Leiguarda, médico de cabecera del ex Soda Stereo.

De su traslado a Buenos Aires, como lo pretende la familia de Cerati, Leiguarda dijo que se hará cuando esté en condiciones, lo cual hoy está descartado.

“Ayer se ejecutó un encefalograma y los resultados fueron normales. Es decir que no hay lesiones neurologicas. En las próximas horas esperamos la evolución del paciente. Tal como dije, éste es un proceso dinámico y estamos observando mejorías en la evolución”, señaló Adolfredo Saez, otro de los médicos que lo atienden.

La salud del roquero se agravó el martes pasado, cuando fue intervenido de urgencia por un “imprevisto agravamiento”. Actualmente se encuentra en terapia intensiva, bajo un estado de coma inducido”, de acuerdo como lo dictan los protocolos médicos en casos de esta naturaleza.

“Gustavo fumaba mucho, fumaba desde muy jovencito. Había dejado de fumar un tiempo, casi dos años, y ahora hacía unos meses que había vuelto a agarrar el pucho (cigarrillo) y eso, junto a una gira muy pero muy estresante, fue lo que le provocó esto”, señaló Liliana Clark, madre del cantante, en un intento de explicar la razón del colapso.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close