Noticias

Javier Bardem declara públicamente su amor por Penélope Cruz: 'Te debo muchas cosas y te quiero mucho'

Honrado, sorprendido y “feliz, pero no inmensamente feliz”, fue la manera en la que el español Javier Bardem expresó su triunfo como Mejor Actor en el Festival de Cannes, por su trabajo en la cinta Biutiful, único reconocimiento en el festival del cuarto largometraje del mexicano Alejandro González Iñárritu.

“Ser inmensamente feliz es prohibitivo, porque después pasas a ser inmensamente desgraciado”, dijo Bardem a los periodistas, tras recoger el premio, entre risas y bromas con el italiano Elio Germano, con el que compartió el galardón de Cannes. Efusivo, Bardem entró en la sala de prensa al grito de “¡España va a ganar el Mundial de Futbol!”, mientras abrazaba al actor italiano. Y aseguró sentirse muy contento con el premio.

Para Javier Bardem, quien después de participar en cintas como Carne trémula (1997) y Entre las piernas (1999), tuvo un ascenso actoral importante con títulos como Los lunes al sol, de Fernando León de Aranoa (2002), No Country for Old Men, de los hermanos Joel y Ethan Coen (2007) y Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen, en 2008, el ser reconocido no es algo a lo que se pueda acostumbrar.

“Cuando actúas en un papel, no crees que el trabajo le vaya a gustar a nadie, te sientes muy inseguro. Crees que vas a salir muy mal en la gran pantalla. Pero luego ganas un premio y te sientes muy feliz”, dijo Bardem, que se mostró especialmente contento de que el premio sea compartido “porque así hay menos gente que pierde”.

El actor, que puso de acuerdo con su voto a un jurado de nueve personalidades, presidido por Tim Burton, resaltó que es un honor representar con su premio a “una gran película, Biutiful” y afirmó que éste no es un triunfo personal, sino de todo un trabajo de equipo.

“Este personaje me ha llevado a muchos sitios, no físicos pero sí emocionales. Ha supuesto un cambio importante en mi actitud a la hora de trabajar. Trabajar con Alejandro es un reto enorme. He salido con más compasión y comprensión a la hora de trabajar”, resumió el actor. De ahí que insistiera en que la importancia de este premio está en el apoyo que supone para una película de la que se siente “profundamente orgulloso”.

Notablemente emocionado, los agradecimientos de Bardem continuaron, en esta ocasión para su pareja sentimental Penélope Cruz, a quien conociera en 1992 con Jamón, jamón, cinta de Bigas Luna, y a la cual demostró públicamente su afecto en la gala de entrega de galardones.

“A mi amiga, mi compañera, mi amor. Penélope: te debo muchas cosas y te quiero mucho”, afirmó Bardem en español, en un discurso que provocó las lágrimas de la actriz española. Ambos apenas han podido ser vistos durante los días en los que acompañaron al equipo de Biutiful en la ciudad francesa.

La actriz mostró su sorpresa por la alusión directa de Bardem a su relación, que hasta hace poco ambos habían mantenido con gran discreción. Bardem estuvo acompañado en la gala, cuya maestra de ceremonias fue la actriz británica Kristin Scott-Thomas, por miembros de su familia: su madre, Pilar, y sus hermanos Carlos y Mónica.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close