Noticias

Autosdehoy.com, Presenta:

Uno de los dos Aston Martin DB5 de 1964 que se utilizaron para filmar las películas de Goldfinger y Thunderball con todo y sus artilugios se subastará el próximo 27 de octubre.

El auto que alguna vez fue conducido por el actor Sean Connery interpretando al agente secreto, incluye los gadgets como la pantalla de humo, asiento eyectable, mini metralladoras, rociador de aceite, escudo antibalas, lanzador de clavos y la placa reemplazable –sin duda alguna el auto soñado de todo fanático del agente 007.

La subasta se estima que supere los cinco millones de dólares pero habrá que esperar para ver quién se lo queda y cuánto le costará este verdadero auto de colección.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close