Noticias

Más calor… ¿más acné?

Se considera que una piel saludable es aquella que luce sin imperfecciones, lozana y radiante. Sin embargo, en muchas ocasiones es causa de inseguridad debido a los problemas que presenta, siendo las pieles tipo mixta y grasa las que con mayor frecuencia presentan imperfecciones.

Una piel con tendencia grasa puede presentar desde un rostro con mucho brillo hasta el molesto acné con los característicos barros, espinillas y las cicatrices resultantes de estas manifestaciones.

De acuerdo con el dermatólogo el Dr. Francisco Castillo Villarruel, “el acné se produce cuando los poros se obstruyen debido a que la velocidad de acumulación de grasa y células de la piel es mayor a la eliminación de las mismas. Es entonces cuando se forman los puntos blancos y negros”.

El acné en esta época

Es común que los brotes de acné se incrementen en la primavera y verano, debido, principalmente, al aumento en la temperatura, lo que estimula la producción de sebo en la piel con tendencia mixta a grasa.

De igual forma, en un intento por refrescar la piel y eliminar el sudor, se recurre a pañuelos –ya sean de tela o desechables. Estos no siempre están limpios lo que en ocasiones contribuye a depositar mayor suciedad en el rostro, aumentando con esto los focos de infección. Además, el constante roce de los pañuelos sobre la piel del rostro provoca que ésta se irrite y lastime.

Pero no sólo el sudor contribuye al acné; la contaminación en el ambiente deposita substancias en la dermis que, de no eliminarse oportunamente, contribuyen a aumentar el nivel de bacterias que penetran e infectan el cutis, lo que se manifiesta en barros y espinillas.

Cuidados de la piel en los días de calor

Durante la temporada de calor es importante tener una buena higiene de la piel, lavando la cara dos veces al día. Es importante que para ésta no se utilice un jabón cualquiera, ya que contienen sosa que reseca la piel y no controlan los niveles de sebo.

Se debe elegir un gel limpiador suave diseñado específicamente para eliminar las impurezas y el exceso de grasa. En el mercado existen fórmulas con estas características, no obstante, los dermatólogos sugieren inclinarse por aquellas que contengan agua termal como ingrediente activo para contribuir a calmar y proteger la piel.

Como segundo paso en la limpieza diaria se recomienda limpiar con una loción libre de alcohol que contenga propiedades seborreguladoras y calmantes. Este tipo de lociones permiten una limpieza rápida sin necesidad de enjuagar con agua.

Un error común es pensar que este tipo de dermis no requiere de cremas para el rostro, sin embargo al igual que todas las pieles, necesita un adecuado balance entre agua y lípidos por lo que no se debe olvidar la hidratación continua.

Para esto se recomienda una emulsión fluida no grasosa que además ayude a matificar la piel haciéndola lucir más nítida y lisa.

La protección solar es vital. Con frecuencia las personas de piel con tendencia acnéica evitan los bloqueadores solares por su consistencia grasosa, debido a que hacen brillar la piel y normalmente se sienten como si taparan los poros.

Toma en cuenta:

El Dr. Castillo Villarruel recomienda de manera adicional considerar lo siguiente:

• No exprimir granos para evitar cicatrices. En este caso un dermatólogo lo puede hacer de manera profesional.

• No automedicarse sin la evaluación de un especialista.

• Evitar el uso de remedios caseros que puedan agravar los brotes de acné y lastimar aún más la piel.

• Beber por lo menos dos litros de agua al día.

• Mantener una alimentación balanceada.

• Acudir con un dermatólogo ya que sólo él podrá prescribir el tratamiento adecuado de acuerdo a la edad, sexo y tipo de brotes que presenten los pacientes.

¿Tienes acné? Conoce la línea Hyséac que cuenta con porductos especiales para combatir este tipo de problema.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close