Noticias

Todavía hoy trabajan 215 millones de niños

Los avances para erradicar el trabajo infantil en el mundo han sufrido una importante desaceleración en los últimos cuatro años. El trabajo infantil ha disminuido, pero sólo un 3%, un ritmo que pone en riesgo el objetivo de eliminar las peores formas de trabajo infantil para 2016.

 

En Asia, todavía aproximadamente 114 millones de niños tienen que trabajar antes de tiempo; y en África Subsahariana, lejos de reducirse, el trabajo infantil ha aumentado, y uno de cada cuatro menores trabaja.

 

Para Intervida el segundo de los Objetivos del Milenio, conseguir la educación primaria universal, es prioritario para combatir el trabajo infantil y dar una oportunidad de futuro a la infancia; así como establecer unas políticas que mejoren la economía de las familias, para que puedan subsistir sin mandar a sus hijos a trabajar.

 

 En El Salvador, Nicaragua y Bangladesh, la organización lleva a cabo proyectos que fomentan el acceso a la educación primaria; contribuyen a reducir el abandono y absentismo escolar; y sensibilizan a los padres sobre la importancia de llevar a sus hijos a la escuela; y que les ayudan a formarse para mejorar su situación laboral y su economía familiar.

 

Hasta el momento, aproximadamente 600 niños salvadoreños han dejado de acompañar a sus padres en la recolección de la caña de azúcar, y han comenzado a asistir a la escuela por las mañanas y a clases de refuerzo por las tardes; más de 400 niños y niñas nicaragüenses acuden a las clases de apoyo que Intervida imparte en escuelas de Jinotega y Managua; y más de 500 niños bangladesíes estudian después de su jornada laboral en los 5 centros abiertos por Intervida en varios (barrios) de Dhaka.

 

Los compromisos adquiridos hace dos décadas, en los convenios 182, sobre las peores formas de trabajo infantil, y 183, sobre la edad mínima, no deben sacrificarse en favor de las nuevas prioridades derivadas de la crisis económica. Urge la ratificación de estos convenios universalmente, así como la implantación de políticas que garanticen un trabajo decente y educación para todos, a fin de retomar el ritmo en la erradicación del trabajo infantil.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close