Noticias

Rafting en el Río Ésera

El rafting nos ofrece la posibilidad de disfrutar de la naturaleza, de una manera inmediata y colectivamente, siguiendo el curso del río. Este contacto directo con el paisaje, que absorbe los sentidos, es a su vez un divertido deporte que nos proporcionará intensas emociones.

El rafting consiste en el descenso en grupo por el río en unas versátiles balsas hinchables cuyas características técnicas nos garantizan, además, unas perfectas condiciones de seguridad.

La actividad comienza de la mano de un guía que nos dará unas indicaciones acerca del recorrido, el equipo y las precauciones de seguridad necesarias.

Podremos familiarizarnos fácilmente con el comportamiento de la balsa ya que, por lo común, el primer tramo del recorrido está pensado para ello. El guía nos orientará respecto al manejo de la embarcación y la oportunidad de cada maniobra. Es un aprendizaje rápido y divertido que nos sitúa de lleno en el río y en la práctica del descenso.

Los diferentes niveles de dificultad, que indican la navegabilidad en los diferentes trayectos del río, ofrecen una amplia gama de alternativas al grupo. Estos niveles están clasificados en una escala del I (agua plana) al VI (trayecto innavegable). Escoger el nivel del recorrido no tiene por qué basarse exclusivamente en nuestra habilidad: un grupo puede elegir un trayecto suave, si prioriza disfrutar del entorno, o uno más emocionante, en el caso que desee vivir con mayor intensidad la emoción del deporte.

Podemos empezar sin problemas en un recorrido fácil, como es La Silla, en el español Río Esera, durante 1 hora en el agua.

Este trayecto, con un nivel III de dificultad, no requiere experiencia y nos permite aprender a desenvolvernos con la balsa. Un único requisito: ¡saber nadar! La Silla es un tramo adecuado para iniciarse a partir de los 9 años.

Para aquellos grupos que deseen retos mayores, el desfiladero de Las Pirámides les ofrece más diversión. Con un nivel entre III y IV, se recorre durante una hora y tres cuartos. El dinamismo de este tramo va en aumento a medida que avanzamos.

Al principio nos parecerá de un nivel similar a La Silla, pero en su segunda parte descubriremos que es mucho más vigoroso. No obstante, y con la ayuda del guía, no se necesita experiencia para abordarlo. En este caso deberemos tener 14 años como mínimo.

Una elección muy aconsejable para pasar el día es organizar un descenso de tres tramos: La Silla, Las Pirámides y terminar en Besians, que es más calmado. Necesitaremos unas 6 horas, de las cuales estaremos casi 4 horas embarcados.

Con esta opción aprovecharemos toda la riqueza del río, y no sólo por la variedad y los cambios en el recorrido, también podremos desembarcar a mitad de trayecto en una zona tranquila y almorzar en la orilla. Esta alternativa sólo es posible efectuarla entre abril y junio y entre septiembre y noviembre.

El rafting es una excelente manera de pasar un día completo haciendo deporte, divirtiéndonos y disfrutando de la naturaleza. Si aún no lo conocéis, os animamos a tener la experiencia en el río Ésera. Será difícil que no queráis repetir.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close