Noticias

Cae el 'Wache coordinador de matanza de migrantes.

Édgar Huerta Montiel, El Wache, fue detenido por la Policía Federal en Fresnillo, Zacatecas, e identificado por el jefe de la División Antidrogas como el coordinador de la matanza de 72 migrantes en agosto de 2010, en el municipio de San Fernando, Tamaulipas.

En tanto, funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal revelaron que durante los interrogatorios, el presunto integrante del cártel de Los Zetas y jefe de plaza en San Fernando reconoció haber asesinado de manera directa a 10 de los migrantes y tener conocimiento de decenas de homicidios en los que los cuerpos de las víctimas fueron colocados en fosas clandestinas en Tamaulipas, distintas a las que se localizaron en mayo de este año y en las cuales se encontraron 193 cadáveres.

El Wache –según los funcionarios entrevistados y que solicitaron el anonimato–, mencionó que es posible que se hayan cometido al menos otros 600 crímenes, en los cuales las víctimas fueron sepultadas de manera clandestina, ya que ante la disputa que sostienen los cárteles del Golfo y Los Zetas, decenas de camiones de pasajeros fueron detenidos y sus pasajeros interrogados para tratar de identificar a miembros del Golfo que pretendían llegar a puntos controlados por sus rivales.

De manera oficial, en conferencia de prensa, el jefe de la División Antidrogas de la Policía Federal, Eduardo Ramón Pequeño García, informó que Huerta Montiel se desempeñaba como “brazo derecho de Salvador Alfonso Martínez Escobedo, La Ardilla, jefe regional de Los Zetas en Tamaulipas y por quien el gobierno federal ofrece una recompensa de 15 millones de pesos a cambio de datos que lleve a su captura”.

Según la versión gubernamental, El Wache declaró a la Policía Federal que “en agosto de 2010 encabezó personalmente el secuestro de dos camiones de carga, en cuyo interior viajaban escondidos más de 70 indocumentados centroamericanos, quienes fueron privados de la vida.

“Refirió que él cometió el homicidio de 10 centroamericanos, además de haber ordenado el plagio de unos seis autobuses de pasajeros que arribaron a San Fernando para trasladarlos a las casas de seguridad, donde eran torturados para obtener información y verificar si pertenecían al cártel del Golfo”.

El detenido declaró que los cuerpos sin vida de sus víctimas eran enterrados en diferentes fosas clandestinas de San Fernando, Tamaulipas, y varias de ellas fueron encontradas en abril pasado por autoridades federales.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close