Noticias

Negligencia mata a bebé

Ayer por la tarde un periódico nacional anunció que el  niño Ángel Sopeña Rosas, de seis meses de edad,  murió luego de luchar por su vida durante un mes, tras ser vacunado por error con insulina.

Este martes, tras 30 días de estar hospitalizado primero en Morelia y después en Guadalajara, Ángel perdió la batalla; su familia está indignada por su muerte y porque el personal médico responsable de esta negligencia no ha sido removido de la clínica donde lo vacunaron, igual que sucedió con otros tres bebés.

Los otros tres bebés afectados por este error están mejor. Lupita y Nicolás fueron dados de alta, mientras que Aarón aún permanece en un hospital del IMSS en la Ciudad de México.

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close