Noticias

Se estrena en el Teatro La Capilla "Partir el Pan"

 

Basado en las propuestas de la filósofa española Maria Zambrano sobre el poder de la confesión como el camino en que la vida se acerca a la verdad, Partir el Pan es un nuevo espectáculo de la cantante argentina, Hebe Rosell, donde integra música, poesía, cuento y memoria y a través de la palabra compartida, buscar que la vida se revele y se transforme.

Este espectáculo tiene mucho de la historia personal de la cantautora ¾quien en los 70 y 80 tuvo que dejar su país para convertirse en exiliada y buscar la libertad¾ tiene las batallas ideológicas y políticas que libraron en el siglo pasado y en éste. Es un trabajo experimental donde hay sonidos de ella y canciones de otra gente, algo que es muy distinto a sus trabajos anteriores donde hace recitales con sus propias canciones, pero en las de autores como el uruguayo Alfredo Zitarrosa, del brasileño Ivan Lins, o de Piazzolla busca alentar la esperanza, esa que la ha llevado a participar en distintos movimientos sociales en México.

Hay que volver a salir a la calle, que es el único cuerpo a cuerpo que te indica que una parte de la colectividad está dispuesta a enfrentar y decir las cosas de otra manera…Hay que renunciar a tanto cuando te comprometes con la militancia, a no tener una vida personal –que es un poco la historia de la obra– pero también significa estar dispuesto a vivir con valentía y poseer la capacidad de riesgo, para que México cambie es necesario ese compromiso”.

 

Artista y activista solidaria e incansable, que ha estado presente en eventos de gran trascendencia nacional como el movimiento zapatista, el movimiento de Atenco; ofrendando en innumerables ocasiones su canto y su palabra por la defensa de los Derechos Civiles, de las Mujeres y de los pueblos Indígenas, Hebe Rosell, desde su llegada a México, en la década de los setenta, se ha desarrollado en el ámbito de la música, el teatro y la poesía, interviniendo en conciertos, puestas teatrales, recitales, lecturas y talleres de voz. 

Partiendo de abordajes simbólicos -poéticos, dramáticos, interactivos, realistas-, temas como la infancia, la militancia, el exilio y su llegada a México se conjugan en una búsqueda escénica que convoca a partir del cuerpo, de la voz, de la necesidad de reflejo y de proximidad, para buscar y encontrar lo que todo perdimos: la unidad,  la rebeldía, la sensualidad, la ferocidad, el humor, la memoria. Quien asista sentirá empatía con la soledad, incluso con los fracasos, la alegría, la proximidad de las sensaciones, la franqueza, y la disposición para escuchar al otro y comprenderlo.

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close