Noticias

Arroz

El arroz (aryza sativa), gramínea originaria del Asia, ha tomada carta de nacionalidad mexicana como cereal de amplio consumo. El cielo y la tierra de México cobijan su cultivo en varias zonas de la geografía nacional.

Durante el Virreinato, desde México se hacía el control administrativo de las islas Filipinas y de allá llegaba a los puertos mexicanos de san Blas y Acapulco. La Noa de China, con todo su bagaje cultural y comercial, trajo ingredientes y maneras de comer y disfrutar de la buena mesa den los que se incluyó el arroz.

El hombre es lo que come. Gran parte de la dieta mexicana se compone de arroz, que acompañado por el maíz y el trigo forman la tirada alimenticia que señala la situación de México como anexo transpacífico-transatlántico, punto de encuentro de comercio y cultura.

En la mesa mexicana el maíz representa el elemento americano, el trigo es el elemento europeo y el arroz constituye el elemente asiático. Así, en la mesa cotidiana, el mexicano puede disfrutar de un plato de arroz acompañando de tortilla de maíz y bolillo de e trigo.

El arroz es adaptable y versátil. Puede construir el primer palto, el plato fuerte, la guarnición o el postre. Así lo encontramos dentro de un consomé, servido a la mexicana con   aguacate, con rajas, con hígados de pollo, a la marinera, como bigotes (croquetas de arroz). El arroz acompaña al mole y al pipían.

Postre barroco y delicioso es el arroz con leche, perfumado con canela, acompañado de pasas y la mayoría de las veces, y en ocasiones más festivas con nueces y piñones, e incluso trocitos de frutas.

En la India, en los antípodas de México, el arroz se prepara condimentado con cúrcuma (curry); chinos y japoneses lo sirven hervido o frito, y estos estilos también han influido en la concina mexicana.

Salvador de Pinal-Icaza

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close