Noticias

Cuestionan especialistas optimización de tratamientos contra cáncer de mama

Durante el próximo año se gastarán en el mundo 80 mil millones de dólares en medicamentos contra el cáncer; sin embargo se trata de un presupuesto que tendrá una efectividad sólo de 25 por ciento, estimó Tim Decker, representante en México del laboratorio estadounidense Genomic Health, especializado en tratamientos oncológicos.

 Según explicó, de cada 100 pacientes con cáncer en etapa temprana que reciben quimioterapia sólo 4 se benefician de ella, debido a que es prescrita incluso en usuarios de servicios médicos que no la necesitan, y en quienes hubiera sido suficiente una terapia hormonal.

 El especialista señaló que cada persona reacciona de manera distinta a las enfermedades y a los procedimientos; por tal motivo, subrayó la importancia de la “medicina personalizada”.

 “Esto no sólo ayuda a que los médicos tomen decisiones más razonadas que optimicen los tratamientos, sino que también implica beneficios económicos para el sector salud”.

 Aunque no se tienen datos sobre la cantidad de dinero que se destina en el sector público de salud mexicano para medicamentos oncológicos, Pabel Miranda, especialista del Centro Médico Nacional (CNM) 20 de Noviembre del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), aseguró que las enfermedades crónico-degenerativas, como la diabetes, hipertensión y cáncer, son las que más recursos reciben.

 Miranda coincidió en que la “medicina personalizada” es fundamental para optimizar estos recursos, sobre todo en un país donde, afirmó, no se tiene una cultura de apego a los estudios de escrutinio preventivos.

 Oncotype DX, una “tecnología diagnostica de vanguardia”

 Luego de 10 estudios realizados en países como Estados Unidos, Alemania e Israel, Genomic Health promueve ahora en México el test genómico Oncotype DX, el cual, aplicado específicamente a mujeres con cáncer de mama en etapa temprana puede contribuir a determinar el tratamiento más adecuado.

 “Aplicar quimioterapia a mujeres con cáncer de mama en etapa temprana que no la necesitan puede tener muchas consecuencias secundarias, por ejemplo toxicidad en el cuerpo de la paciente, además de que implica recursos malgastados; esta es una de las razones por las cuales ayuda mucho utilizar este tipo de tecnologías diagnósticas de vanguardia”, afirmó Enrique Bergalló, cirujano oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN).

 No obstante que desde hace tres años Oncotype DX se encuentra en el mercado mexicano, esto es sólo en el sector privado; por tal motivo, investigadores del INCAN y del CMN 20 de Noviembre realizan actualmente un estudio con mujeres mexicanas para demostrar la utilidad médica y económica del test, con la finalidad de que sea incluido en el sector de salud pública.

 Se trata del primer estudio hecho en América Latina con 100 mujeres mexicanas que padecen cáncer de mama en etapa temprana, es decir, con tumores en estadio I, II y III. El objetivo del estudio es conocer la agresividad de los tumores y determinar la efectividad que tendrían los diferentes tipos de tratamientos, aplicados de manera personalizada a cada una de las mujeres.

 Según Bergalló, con esta herramienta no se pretende desdeñar los mecanismos tradicionales que los médicos utilizan para prescribir terapias a las pacientes con cáncer, sino servir de apoyo al determinar cuál es la más óptima.

 Una vez concluido el estudio se darán a conocer los resultados, lo que se estima podría ser el próximo año. Hecho esto se buscara que el sector público de salud incluya el test para el tratamiento del cáncer de mama en México.

 Oncotype DX es una prueba genómica que está disponible en el mercado desde 2005, y ha sido integrado en las guías de tratamiento de Estados Unidos y Europa.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close