Noticias

Andrew Almazán Anaya presenta su primer libro

Es el primer libro que Andrew publica a los 16 años, pero tiene una larga experiencia de cuentista, que data de los tiempos mismos en que aprendió a escribir, pues estimulado por su maestro de Lecto-escritura produjo historias en que mezclaba la ficción y la fisión (nuclear, desde luego), preocupado tal vez por lo que ahora llama la atención de todos: “el fin del mundo”.

 El cuento “Las preguntas del hiperactivo Adrián”, refleja otras nuevas preocupaciones,  pues con recursos literarios que muestran su precoz experiencia, Andrew descubre el  interés humanístico de servirse de la literatura para trasmitir emociones y sentimientos de utilidad para niños sobredotados, así como para padres y profesores,  que podrán atender mejor a estos niños singulares.  

ACERCA DEL CEDAT

El Centro de Atención al Talento (CEDAT), surge para servir a una parte de la población, hoy relegada: los niños con mayor capacidad  intelectual, que en incontables ocasiones sufren una discriminación educativa y social. Muchas veces estos niños talentosos son mal diagnosticados y al confundirlos se les llega a considerar como niños con Síndrome de Déficit de Atención (TDAH) o malos estudiantes, que son segregados y corren el riesgo de llegar a tener una baja autoestima en el área académica, tan sólo por ser diferentes a la media.

 CEDAT parte de la convicción de que un  niño con sobrecapacidad  tiene el derecho a ser un estudiante de excelencia académica y lo único que requiere es la ayuda y orientación  de especialistas. Sólo en el área educativa cuando hay problema, se culpa a la víctima. Esto es inaceptable, en especial con los niños sobrecapacitados. No ocurre algo semejante en otros ámbitos: no se  culpa al cliente que compró una casa si ésta se cae, sino al arquitecto o ingeniero que la construyó, ni al paciente si el cirujano se equivocó. Pero en la educación casi siempre se culpa al alumno.

 Estadísticamente se calcula que el 3% de la población infantil tiene sobrecapacidad, lo que equivaldría  a cerca de un  millón de niños en México. Pero,  ¿dónde están? Seguramente extraviados en el camino educativo y se seguirán perdiendo, si no son identificados y atendidos. Por ello es importante detectarlos a tiempo.

 En el CEDAT, se conjuntan experiencias reales, documentadas, comprobables, sobre el trato con niños sobredotados y los  profesionistas de diferentes áreas, dispuestos a brindar una óptima y oportuna atención, ya que las investigaciones han demostrado que en la preparación de niños con sobrecapacidad “Entre más temprano se actúe, mejores resultados se podrán tener”

Mayor información en [email protected] o al 5212-6991, 04455.2270.6584 con Ángel Tizoc Aguilar en MásQueRP

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close