Noticias

Borrando la niebla cósmica del universo primitivo

ANN ARBOR, Michigan — El espacio entre las galaxias no siempre fue transparente. En los primeros tiempos, era una niebla opaca y densa.  Una importante pregunta para la astronomía es cómo se aclaró. Nueva evidencia de observación de la Universidad de Michigan muestra cómo la luz de alta energía de grandes estrellas podría haber sido la  responsable.

Los astrónomos creían  que las  galaxias de las primeras formaciones estelares podrían haber proporcionado suficiente y el tipo de radiación precisa para evaporar la niebla, o convertir el medio de hidrógeno intergaláctico en el plasma cargado de hidrógeno de la actualidad. Pero no podían encontrar una explicación sobre la manera de cómo la radiación podría escapar de una galaxia. Hasta ahora.

Jordan Zastrow, un estudiante de doctorado de astronomía, y Sally Oey,   profesora de astronomía de la UM, observaron y fotografiaron NGC 5253, una galaxia estelar enana , relativamente cercana, en la  constelación de Centaurus Sur. Galaxias de estallido estelar, como su nombre lo indica, experimentan explosiones de intensa formación estelar. Aunque hoy en día son raras, los científicos creen que eran muy comunes en el universo temprano.

Los investigadores usaron filtros especiales para ver dónde y cómo la radiación ultravioleta extrema de la galaxia, o la luz ultravioleta, interactúaba con el gas cercano. Descubrieron que la luz UV es, en efecto, la evaporación de gas en el medio interestelar. Y lo hace a lo largo de un estrecho cono que sale de la galaxia.

Un artículo sobre su trabajo se publica hoy (12 de octubre) en la revista Astrophysical Journal Letters.

“No vemos directamente la luz ultravioleta. Vemos su firma (Nota de la T: “vemos su estampa”) en el gas alrededor de la galaxia”, dijo Zastrow.

 En galaxias de estallido estelar, un súper viento de estas grandes estrellas masivas puede abrir una senda a través del gas en la galaxia, permitiendo que la radiación escape, dijeron los investigadores.

La forma del cono que se observa puede  ayudar a explicar por qué  procesos similares en otras galaxias han sido difíciles de detectar.

“Esta característica es relativamente angosta. La apertura que deja para salir a la luz ultravioleta es pequeña, lo que hace que sea un desafío detectarla. Podemos pensar en él como un faro. Si el foco apunta  hacia ti, se puede ver la luz. Si es apuntando en dirección contraria, usted no puede verlo “, dijo Zastrow.

“Creemos que la orientación de la galaxia es importante para detectar escapes de la radiación ultravioleta.”

 Los hallazgos podrían ayudar a los astrónomos a comprender cómo las primeras galaxias influyeron al universo a su alrededor.

El documento se titula “Un cono de ionización en la galaxia estelar enana NGC 5253.” También contribuyeron investigadores de la Universidad de Maryland,  El Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial de MIT y la Universidad de California, Berkeley. La investigación está financiada por la National Science Foundation. Las observaciones fueron realizadas con los telescopios Magallanes, del Observatorio Las Campanas en Chile.

 

 Por más información:

Jordan Zastrow: http://www.astro.lsa.umich.edu/~jazast/

 Sally Oey: http://www.astro.lsa.umich.edu/~msoey/

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close