Noticias

Fin a casi medio siglo de terror en España

 

Ayer, tras 51 años de actividad y través de un video hecho público por el diario Gara, la Euskadi Ta Askatasuna  (ETA, que se puede traducir del euskera como País Vasco y Libertad), da fin a su actividad armada, con un saldo de más de 850 muertos, y décadas de actividad terrorista. Este hecho se da tres días después de la conferencia internacional de paz en la ciudad de San Sebastian en España, donde importantes personalidades internacionales, como el ex secretario general de la ONU Kofi Annan, le reclamaron a la organización “una declaración pública de cese definitivo de la actividad armada”.En esta declaración no se mencionan ni discúlpas a las víctimas, ni disolución de la organización y tampoco de la entrega de armas.

 

ETA se inició el el 31 de julio de 1959 durante la dictadura franquista tras la expulsión de miembros juveniles del Partido Nacionalista Vasco, en 1958, pero cometió su primera acción violenta hasta 1960. Inicialmente, y gracias a su posición opuesta al régimen, el pueblo la apoyó, aunque con el paso del tiempo, y gracias a su uso del asesinato, secuestro y extorsión económica tanto en España como en Francia, gradualmente se le consideró una organización terrorista, y perdió apoyo de la opinión pública.

 

Reacción casi inmediata a estas declaraciones fue la del jefe de gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, desde la casa presidencial de La Moncloa, donde invitó a la próxima administración a conducir la nueva etapa cese de la violencia, además de llamar al mensaje de la ETA una victoria del estado de derecho. El día de hoy la Casa Blanca, por su parte, en un comunicado que recuerda a las más de 800 víctimas de ETA, aseguró que esta declaración es un “paso histórico hacia la paz”, pero que aún queda “un largo camino por delante para hacer realidad esa promesa”. El presidente francés Nicolas Sarkozy, felicitó a Zapatero y a “las autoridades, a las fuerzas políticas y al pueblo españoles, por una victoria de la democracia sobre la violencia“. Herman Van Rompuy, el presidente de la Unión Europea, dijo que la renuncia de ETA a las armas “representa una derrota para el terror y una victoria para la democracia, la libertad y el estado de derecho”, mientras que el ex primer ministro británico Tony Blair se declaró feliz por lo que llamó el fin de la “última confrontación armada de Europa”.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close