Noticias

Nuevo saldo de muertes en Turquía

El gobierno ha cambiado de postura y acepta ya la ayuda ofrecida por varios países, inclusive Israel,  desde que ocurrió el desastre natural el domingo pasado. Las dificultades van aumentando mientras las labores de rescate siguen, aunque tanto damnificados como rescatistas se enfrentan a dificultades por el mal manejo que han hecho las autoridades. “La organización es deficiente aquí. Es cierto que los equipos de rescate trabajan duro, día y noche, pero no todo depende de ellos. Ahora, por ejemplo, está lloviendo y no hay tiendas suficientes para resguardarnos”, opina un ciudadano que se encuentra cercano aún a la zona afectada.

Por su parte la Media Luna Roja asegura haber repartido hasta 8000 tiendas y 25000 mantas entre los 75000 habitantes de la zona, quienes no han sentido satisfechas sus necesidades. “La verdad es que ahora mismo no contamos con todos los materiales que necesitamos. Aunque es cierto que existen fallas en la coordinación de las operaciones de rescate, pero se están sorteando de forma progresiva como suele darse en este tipo de situaciones. Por lo demás, lo cierto es que todo sigue igual”, comenta un rescatista en uno de muchos sitios donde se vive la cuenta regresiva para encontrar más personas que pudieran haber sobrevivido. La aparición de una niña de apenas 14 días es la noticia que ha contribuido a alivianar la carga y frustración de todos los presentes.

Hoy Bolivia expresó sus más profundas condolencias al pueblo de Turquía, por la pérdida de vidas humanas como consecuencia del fuerte movimiento telúrico.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close