Noticias

¿Amargura o benevolencia?.

Ma Qingxiu, Juhua Li, Donggui Dai y Le Xiuling condenadas a muerte; eligieron la ropa que usarían en su ejecución, terminaron su testamento, comieron, jugaron cartas y platicaron en pijama, siempre esposadas y con grilletes en los tobillos.

En un acontecimiento sin precedentes en junio del 2003 un fotógrafo entró al centro penitenciario y capturó su última comida, hamburguesa, papas y helado de McDonalds, así como su recorrido hacia el campo de ejecución muy temprano por la mañana siguiente, cuando la Sra. Xiuling fue la única que rompió a llorar minutos antes de recibir el mortal disparo en la parte posterior de la cabeza.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button