Noticias

ADVIERTEN ESPECIALISTAS QUE EN OCHO AÑOS AUMENTARÁ LA DEMANDA DE ENERGÍA ENTRE 20 Y 25 TERAWATTS

Durante 2010, en promedio, el mundo consumió 16 terawatts de energía, lo que equivale a 160 mil millones de focos de 100 watts encendidos de manera permanente durante un año, y se prevé que la demanda de energía se incrementará entre 20 y 25 terawatts para el año 2020.

Lo anterior fue informado por especialistas que participaron en el foro A 75 años de su Fundación, el Instituto Politécnico Nacional ante los Retos de la Sustentabilidad, organizado por la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas (ESIQIE) de esta casa de estudios, y realizado en la Unidad Politécnica para el Desarrollo y la Competitividad Empresarial (UPDCE), donde se habló sobre biodegradabilidad, reciclado, eficiencia energética, energías alternas y transporte, entre otros temas.

Ante la Directora General del IPN, Yoloxóchitl Bustamante Díez, el Director de la ESIQIE, Miguel Ángel Álvarez Gómez, señaló que el gran reto es preservar y mejorar la civilización, la vida animal y vegetal, lo que conlleva implicaciones éticas, históricas, jurídicas, científicas y políticas, pues se requiere el uso racional del agua, los energéticos, los minerales y la atención a la salud, así como la conservación del medio ambiente.

Reconoció que en los próximos diez años el manejo y la aplicación de las bio y nanociencias serán de gran impacto, y se deberá enfatizar en el uso de energías alternas, pues de los 16 terawatts de energía que se consumieron en el mundo durante 2010, el 37 por ciento provino del petróleo, 24 por ciento del gas natural, 23 por ciento del carbón, nueve por ciento de la energía nuclear y siete por ciento de las energías renovables, incluidas la eólica, hidroeléctrica, biomasa, biocombustibles y solar. En los trabajos del citado foro, la Directora de Políticas de Energía del gobierno de Canadá, Milena Sejnoha, presentó el trabajo Cómo abordar el cambio climático por medio de la innovación: Una perspectiva canadiense, con el que ingresó como Académica Correspondiente en la Comisión de Especialidad de Ingeniería Química de la Academia de Ingeniería.

Sejnoha explicó que la innovación es fundamental para consolidar una sociedad sustentable y revertir el daño ambiental, por lo que Canadá estableció recientemente un programa de desarrollo e innovación enfocado a la reducción de combustibles fósiles para disminuir los gases tóxicos.

Además, dijo, se han creado tecnologías limpias en los procesos productivos y el diseño y construcción de vehículos no contaminantes, para lo cual ha sido fundamental la colaboración entre universidades, laboratorios gubernamentales e industria.

Acompañada por los presidentes de la Academia de Ingeniería (AI), José Antonio Ceballos Soberanis, y del Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos, Luis Martínez Hernández, Bustamante Díez señaló que, de acuerdo con la ONU, en 40 años, uno de los efectos del cambio climático sería el desplazamiento de 200 millones de personas de sus comunidades a escala mundial por el aumento del nivel del mar y las constantes inundaciones y sequías.

“Como todos los científicos del mundo, enfrentamos el reto de aumentar esta capacidad de previsión y mejora de los sistemas de observación empleados para evaluar el cambio medioambiental, a fin de formular, ofrecer y participar en las soluciones correspondientes”, refirió.

El foro A 75 años de su Fundación, el Instituto Politécnico Nacional ante los Retos de la Sustentabilidad, se orientó a fortalecer la conciencia y responsabilidad de todos en el cuidado del equilibrio sustentable, a fin de  contribuir a garantizar la continuidad de la vida en el planeta.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close