Noticias

Lamentan fallecimiento de Ricardo Legorreta.

México perdió este viernes a uno de sus artistas más reconocidos internacionalmente, el arquitecto Ricardo Legorreta, de 80 años, famoso por sus diseños llenos de color y quien dejó su sello en emblemáticos edificios de este país.

Legorreta Vilchis falleció este viernes en esta capital, donde nació el 7 de mayo de 1931 y donde ejerció hasta el último día su actividad, convencido de que el retiro “como tal es como una especie de suicidio”, según dijo en una reciente entrevista.

El arquitecto, cuyas líneas firmes y muros coloridos hicieron célebres edificios de México, “murió tranquilo” y tuvo tiempo de despedirse de familiares, amigos y socios del despacho que fundó hace medio siglo, según dijo a los periodistas su hijo Víctor.

El cuerpo de Legorreta era velado esta tarde en el Panteón Francés del barrio capitalino de Legaria, rodeado por varios adornos florales y una reciente foto del arquitecto con traje de gala posada sobre el féretro.

Acompañando el cadáver del arquitecto había esta tarde una decena de familiares, pero no se veían autoridades.

A pesar de su avanzada edad, Legorreta seguía trabajando en su despacho, junto con su hijo Víctor y otros profesionales, rechazando la posibilidad de un retiro. “Debe ser terrible”, comentó en una entrevista con el diario mexicano.

Entre sus obras más conocidas internacionalmente figura el Hotel Camino Real de esta capital, un trabajo que le fue encargado en 1968 y con el que intentó reflejar la esencia de la cultura mexicana moderna.

También diseñó el Papalote o Museo del Niño de esta misma ciudad, en el parque de Chapultepec, inaugurado en 1993 y célebre por los azulejos azules de su exterior.

Al destacar las características de su obra, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México (Conaculta) resaltó hoy sus muros de colores y sus patios internos, “donde se combina lo nuevo con lo tradicional, colocándolo armónicamente en su contexto”.

Entre las distinciones recibidas por el arquitecto figura el Premio Nacional de las Artes, concedido por el Gobierno mexicano en 1991. Recientemente fue galardonado con el “Praemium Imperiale” de la Asociación de las Artes de Japón.

Legorreta recibió el pasado 22 de septiembre el doctorado honoris causa por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En ese acto, una de sus últimas apariciones públicas, compartió el galardón con otras personalidades nacionales e internacionales, como el cantautor Joan Manuel Serrat y el cineasta Carlos Saura, ambos españoles.

Al mencionar ese premio de Japón y el doctorado honoris causa de la UNAM, Víctor Legorreta dijo que ambos reconocimientos permitieron a su padre “coronar su vida con éxito”.

La Secretaría de Relaciones Exteriores destacó la “extraordinaria labor creativa” del arquitecto, que “concibió y edificó obras emblemáticas de la arquitectura contemporánea de México”.

Entre esas obras se encuentra el Conjunto Juárez, que incluye la torre Tlatelolco, sede de la Cancillería mexicana.

También tienen su sello edificios como la sede de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y otras construcciones en Estados Unidos, Latinoamérica y Europa, entre estas últimas el hotel Sheraton de Bilbao (España).

Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno de la capital mexicana, que tiene muchos edificios con su sello, calificó a Legorreta como “un “hombre excepcional, gran mexicano de incansable compromiso con la ciudad”.

Por su parte, la titular de Conaculta, Consuelo Sáizar, al lamentar también ese fallecimiento, calificó al arquitecto como “uno de los artistas que hizo más bello a México”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button