Noticias

18% de mexicanos padecen colitis nerviosa

Al menos 18 por ciento de la población en México padece síndrome de intestino irritable y por cada tres mujeres con colitis nerviosa un hombre la presenta, indicó Juan Miguel Abdo Francis, profesor de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

El gastroenterólogo subrayó que el también llamado colón irritable, además del reflujo, constituyen las dos enfermedades más importantes del aparato digestivo.

Destacó que el primer padecimiento afecta principalmente a la población de entre 35 y 50 años de edad económicamente activa, por lo que es causa de ausentismo laboral y el impacto económico es alto.

En un comunicado, el especialista mencionó que en países en desarrollo el gasto destinado a tratamientos es tan importante como el que se dedica a la insuficiencia cardiaca congestiva.

De igual forma, en Estados Unidos se dan más de dos y medio millones de prescripciones al año por esa enfermedad y se gastan millones de dólares en recetas surtidas.

El también director general adjunto de la Dirección Médica del Hospital General explicó que el síndrome de intestino irritable es una alteración esencialmente funcional, es decir no es un daño orgánico como tal, sino la afectación en el movimiento y sensibilidad del tubo digestivo.

”No es un padecimiento único, es un síndrome, y como tal se compone de un conjunto de signos y síntomas que se manifiestan de manera similar, pero que pueden tener muchas causas.

Entonces, si se pretende buscar un daño como tal no se encontraría porque no hay úlcera ni cáncer, sólo una mala función”, abundó.

Comentó que se ha asociado al estrés, estados de angustia o depresivos, con infecciones gastrointestinales previas, y con la ingesta de alimentos a los que se es intolerante como la leche, algunos cereales y exceso de fibra.

Abdo Francis precisó que el tubo digestivo es como un cerebro intestinal complejo que tiene conexiones directas con mediadores bioquímicos presinápticos y postsinápticos, lo que hace que variados factores modifiquen la respuesta intestinal.

Así, los nervios previos a un examen, un problema o una pena, café en demasía, fumar en exceso, comer alimentos muy condimentados o tener un día de poco descanso pueden desencadenar el padecimiento.

Los síntomas que se presentan se dividen en tres grupos: los que tienden a estreñir, quienes producen diarrea y los que alternan ambos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close