Noticias

Académicos evaluarán los programas de Sedesol

Se trata de una metodología que permite a los usuarios de programas como el de Estancias Infantiles, Leche Liconsa, 70 y más y Piso Firme calificar su calidad. Los resultados surgen después de valorar al programa, la satisfacción que se obtiene y la confianza que genera el gobierno a través de estos apoyos.

La doctora María Odette Lobato Calleros, investigadora del Departamento de Ingeniería de Calidad de la Universidad Iberoamericana, fue una de las autoras de la metodología a partir de las características específicas de cada programa social calificadas por el usuario, obteniendo tres variantes importantes: la calidad del servicio, la satisfacción del usuario y la confianza del ciudadano en su gobierno.

El programa IMSU lleva dos sexenios en funcionamiento arrojando resultados respecto de los servicios públicos impartidos por el gobierno a través de siete encuestas nacionales en 2011 en 31 entidades.

Los servicios de Estancias Infantiles y Leche Liconsa son los que más puntos positivos obtuvieron entre los beneficiarios con 94 y 95 puntos respectivamente, en una escala del 0 al 100; mientras que Piso Firme fue uno de los peor calificados al tener 78 puntos. Estos resultados fueron entregados a Sedesol en agosto pasado.

La metodología desarrollada por la doctora Lobato y verificada por un consejo técnico integrado por profesores de la Universidad Nacional Autónoma de México y los centros de Investigaciones y Docencia Económicas, así como el de Investigaciones en Matemáticas, parte de un modelo estadístico: de acuerdo con los puntos obtenidos de cada servicio se crean gráficas que muestran en qué parte del proceso el beneficiario se sintió insatisfecho o lo calificó de complicado, además de que se tomaron en cuenta las quejas que tiene el programa.

Lobato Calleros explicó que el objetivo del IMSU es el mejoramiento de cada programa. Con las encuestas se evalúan las causas de la mayor o menor satisfacción y se hace un estudio cualitativo; posteriormente, los resultados de cada programa son comparados y así determinar cuál debe tener prioridad de mejoramiento.

Otro de los servicios que se estudiaron y que cuentan con la pronta intervención del gobierno en su mejora fue el programa de Infraestructura Social en zonas prioritarias de alta marginación que en 2006 los usuarios del servicio evaluaron con 80 puntos de satisfacción y en 2010 aumentó con 87 puntos.

A partir de la implementación de la metodología, la Universidad Iberoamericana organiza la premiación de los programas mejor evaluados. Este año, en la segunda edición de la entrega, se reconoció la labor del director de Liconsa, Jesús Galván Muñoz, y de la directora del programa Estancias Infantiles, Gabriela González Martínez, quienes recibieron el galardón IMSU 2011 de las manos del rector de la institución educativa, José Morales Orozco, por su compromiso con los usuarios de los programas sociales. (Agencia ID)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button