Noticias

Los [email protected] del 2012…

 

Con el paso del tiempo, podemos ver que existen diversos cambios en  las nuevas generaciones. 


Hoy en día por ejemplo, los niños muestran una mayor independencia, incluso pasan por algunas etapas en las que quizás ocasionen desconcierto a los padres. Que si están todo el día en la computadora o con los celulares, que si son muy rebeldes, que si todo el tiempo quieren pasarlo con los amigos (as) y no con la familia, que si ellos nos dicen qué y cómo hacer las cosas, etcétera.

 

Las nuevas generaciones son un reflejo de los miles y miles de cambios que nuestra sociedad actual está experimentando: el cambio de roles, una fuerza laboral de mamás más grande, la era digital como “maestro, compañero y amigo”, los avances en la tecnología y las innovadoras manera de socializar, entre otras.

 

¿Qué podemos hacer ante estos cambios? Seguramente te has sentido impotente ante todo esto y has querido alejar a tu hijo de la situación y de estas influencias.

 

En Fundación Dove® para el Autoestima creemos que fortalecer el vínculo entre padres e hijos, es la mejor herramienta para tener una dinámica familiar sana y fuerte, además de comunicativa. Más que alejar a tu hijo de todo lo que esta ocurriendo, resulta importante acercarlo más a ti.

 

A continuación te ofrecemos unos útiles tips para reforzar y revitalizar la relación con tus [email protected]:

 

1. Desarrollar un sentido de seguridad:

 

Los niños necesitan que les enseñemos límites claros. Es decir, nuestros hijos  requieren saber lo que se espera de ellos. Transmítele los límites que quieres que aprenda de manera  firme, justa, franca y con cariño.

 

2. Desarrollar una identidad o concepto propios:

 

Los niños son sensibles a los mensajes que como adultos les transmitimos, por ello, cuando tu hijo te comente que tiene habilidad para hacer algo, motívalo a seguir desarrollando esa actividad. Enséñale lo que es ser único a través del apoyo en el  desarrollo de sus intereses.

 

3. Desarrollar un sentido de pertenencia:

 

Establece en la familia un momento para compartir historias (de él, tuyas o de algún miembro de la familia; también antiguas, datos curiosos sobre un tío abuelo, una  abuela, etcétera). Transmítele el orgullo de ser parte de una familia. Con ello no sólo le enseñas las tradiciones de la familia, también le enseñas a formar parte de un grupo y tener una identidad.

 

4. Desarrollar un sentido de propósito:

 

Procura acompañar y si es necesario guiar a tu hijo en actividades que le brinden un propósito de vida y que además lo motiven a buscar nuevas.

 

5. Desarrolla un sentido de poder o confianza personal:

 

Alienta a los niños para que se fijen metas, se enteren de cuáles son sus opciones para llegar a ella y evalúen su actuación.

 

Finalmente recuerda que la autoestima empieza a nutrirse desde muy pequeños y resulta importante que como padres, seamos un motor de apoyo para que la de nuestros hijos crezca y se forme de la manera más sana y positiva. Los niños de hoy son los hombres y mujeres del mañana, ayudemos a que sean los mejores.

“El futuro de los niños es siempre hoy. Mañana será tarde.” -Gabriel Miró 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close