Noticias

Tenemos que hablar de Kevin

 

La directora Lynne Ramsay lleva a la pantalla grande el libro Lionel Shriver, Tenemos que hablar de Kevin (We need to talk about Kevin), un drama polémico donde una mujer decide dejar todo para poder criar a su hijo, pero el niño seré un problema desde pequeño hasta convertirse en un psicópata adolescente, la película, es protagonizada por Tilda Swinton, John C. Reilly y Ezra Miller se estrena este 13 de enero en México con 45 copias.

Eva (Tilda Swinton), es una mujer de mundo, ha estado en la famosa tomatina en España, pero ahora se encuentra en una casa muy pequeña, con todo en desorden se sorprende de que su casa y auto han sido manchados con pintura roja, conoceremos poco a cómo llego a este punto, donde tiene que aceptar un empleo en una pequeña agencia de viajes y la agreden en la calle sin razón alguna.

La mujer empieza a recordar su vida, desde que conoció a Franklin (John C. Reilly),  que sería su esposo, y cómo vivió el nacimiento de su primer hijo Kevin (Ezra Miller lo interpretará de adolescente) que desde el principio fue una verdadera tortura, pues no dejaba de llorar, pero también Eva nunca tuvo lo que podría llamarse un instinto maternal, rompiendo con un mito de que una madre tiene que amar incondicionalmente a sus hijos.

La relación con su Kevin (Rock Duer de peueño)fue complicándose al transcurrir del tiempo, pues ya muy grande se negaba a utilizar el baño y hacía todo lo posible para sacar a Eva de quicio, algo que Franklin no comprendía pues para el todo eso era normal, que de niño llorará mucho, que tardará en hablar o que utilizada pañal ya muy grande.

Eva deja todo para intentan hacer lo mejor por su hijo, se mudarán a los suburbios, donde las cosas no parecen mejorar, un día fuera de si la madre arroja a Kevin (Jasper Newell de siete años) tras una rabieta de este, y le rompe un brazo, esto creará un sentimiento de culpa del cual el niño se aprovechará.

En tanto la mujer que recuerda se encuentra trabajando en una pequeña agencia de viajes de su localidad, evita a muchas personas que sabe la odian, en su rutina también se encuentran unas visitas a la cárcel, donde ve a su hijo, cómo ha llegado aquí, lo recuerda tristemente la madre.

Tras unos años Eva se embaraza, nace Celia (Ashley Gerasimovich), una pequeña que será una victima más del odioso Kevin que desde el primer momento que la ve trama molestarla, este siento adolescente se muestra irónico y sarcástico, ante los intentos de su madre de acercarse a él.

Las cosas se irán desentrañando poco a poco, pues descubriremos porqué la pequeña Celia tiene un parche en el ojo, por que muchos odian a Eva, y el fin que tuvo el joven maquiavélico preso.  

La novela “Tenemos que hablar de Kevin” fue ganadora del Orange Prize en 2005, el filme durante el 2011 se presentó en varios festivales de cine, destacando; Cannes, Toronto, Londres, recientemente obtuvo 10 nominaciones a los premios BAFTA.

El tema que trata y como se aborda ha creado mucha polémica, tanto Tilda Swinton (quien también es productora) como Lynne Ramsay han sido ganadoras de premios en los European Films Awards,  British Independent Film Awards, National Board of Review, Tallinn Black Nights Film Festiva, y es una de las películas que muy probablemente contienda en los Oscar.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close