Noticias

Palabras del Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo rural, pesca y alimentación.

 

Sr. Diputado Arturo García Portillo, Presidente de la Tercera Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Estimadas legisladoras y legisladores que hoy nos acompañan.

Estimados asistentes.

Buenas tardes tengan todos ustedes.


Comparezco ante esta Tercera Comisión de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión con ánimo constructivo, con la plena conciencia de que los productores y sus familias son una prioridad para los poderes Ejecutivo y Legislativo.


El cambio climático es una realidad en el mundo y México no está exento de esta situación. Tan sólo en 2011 los mexicanos enfrentamos, al mismo tiempo, heladas, sequías e inundaciones.


Ante esta situación, el Gobierno Federal ha instrumentado políticas y programas encaminados a proteger en primera instancia las vidas humanas, preservar su patrimonio y restituir sus capacidades productivas. Me concentraré en exponer las acciones dentro del sector agroalimentario para dar oportunidad a que el Dr. Meade detalle la atención integral a la población abierta.


El Ejecutivo Federal, con el decidido apoyo del Poder Legislativo, reconfiguró la oferta programática para los presupuestos  2011 y 2012.


Es así como logramos involucrar rubros como prevención de riesgos climatológicos, sanitarios y de mercado.


A partir de esa realidad desde noviembre de 2010 nos adelantamos al impulsar la agricultura por contrato y las coberturas de precios, lo que permitió garantizar a la población el abasto de alimentos y precios estables en 2011.


Debemos resaltar que esto contribuyó a las metas de inflación baja en nuestro país, reportadas recientemente, y esperamos que durante 2012 los precios de los principales granos no registren variaciones significativas. El día de hoy la FAO está dando a conocer un reporte en el que destaca que los precios mundiales de los alimentos cayeron en diciembre pasado, con fuertes declives en cereales, azúcar y aceites vegetales.

 

En el tema de aseguramiento catastrófico dirigido a productores de bajos ingresos, mientras que en 2003 se inició con una cobertura de 95 mil hectáreas en el centro del país con una suma asegurada de 34.4 millones de pesos, en 2011 el Gobierno Federal y los Gobiernos de los Estados hicieron inversiones para proteger a 8.1 millones de hectáreas en 30 estados con una suma asegurada cercana a los 10 mil millones de pesos.


En el sector pecuario, mientras en 2006 se inició con una protección para 262 mil unidades animal con una suma asegurada de sólo 99 millones de pesos, el año pasado se contó con un aseguramiento para 4.2 millones de unidades animal distribuidas en 21 estados con una suma asegurada de poco más de dos mil millones de pesos.

 

Adicionalmente a esta mayor cobertura con los recursos aprobados por la H. Cámara de Diputados se ha hecho también un esfuerzo responsable y consistente para aumentar los montos de apoyo que estos mecanismos otorgan a los productores.

Así, mientras que en el 2003 se apoyaba con 361 pesos por hectárea en temporal o 391 pesos por hectárea en frutales, o 360 pesos por unidad animal, en 2012 los apoyos ascenderán a mil 300, dos mil 200 y 600 pesos, lo que significan incrementos mayores a la inflación.


Para 2012 se tiene programado invertir más de tres mil 141 millones de pesos en el Componente de Atención a Desastres Naturales (CADENA), lo que representa triplicar lo destinado en 2011. Adicionalmente, por primera vez se ponen en marcha apoyos para respaldar a los productores para aumentar la protección que brindan los seguros comerciales.


En el presente año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la SAGARPA han elaborado de manera conjunta una estrategia integral de administración y gestión de riesgos con la participación de empresas aseguradoras, fondos de aseguramiento y la banca comercial.


Hemos actuado de manera responsable y coordinada con los distintos actores del medio rural, y muestra de ello fue la atención que dimos a la histórica helada que se presentó en febrero de 2011 en estados del norte del país.


Se llevó a cabo un exitoso programa de resiembra en 640 mil hectáreas, lo que permitió garantizar el abasto de maíz para los hogares mexicanos. La SAGARPA destinó a esta contingencia más de tres mil millones de pesos.


Cabe destacar también el esfuerzo que Agroasemex ha hecho en la atención a los productores afectados, que ha significado indemnizaciones históricas en el 2011 hasta tres mil 993 millones de pesos.


Entre enero y diciembre de 2011 se registró, en total, por distintas contingencias, una superficie siniestrada de aproximadamente 1.5 millones de hectáreas y 60 mil unidades animal oficialmente reportadas por muertas, y más de dos millones de animales que requirieron suplementación alimenticia.

 

ABASTO


En virtud de las afectaciones por las contingencias, la producción de los 10 cultivos básicos en el año agrícola 2011, se estima en 31 millones de toneladas, similar a lo obtenido en 2009, año en que también tuvimos una sequía prolongada.


En el caso del maíz, estamos calculando que en 2011 habremos logrado una producción cercana a las 20 millones de toneladas, señalando que excede a las 17.5 millones de toneladas que obteníamos en el año 2000, y que las necesidades de consumo humano directo corresponden a 11.7 millones de toneladas.


En todo caso, para asegurar el abasto de los principales granos, las importaciones realizadas de enero a septiembre de 2011 fueron de 15 millones de toneladas, 1.9% superiores a las registradas en el mismo periodo del año anterior.


IMPACTO EN LAS CARTERAS DE CRÉDITO DE LOS PRODUCTORES


En 2011 y como resultado de las heladas, sequías e inundaciones se otorgaron nuevos financiamientos por 25 mil 348 millones de pesos, y se efectuaron reprogramaciones de cartera por 778 millones de pesos, beneficiando a 179 mil 634 productores.


Asimismo, es importante considerar que los esquemas de aseguramiento y garantías han permitido que la percepción del riesgo del sector no se hubiese incrementado y las tasas de interés se hayan mantenido estables y en algunos casos a la baja.


ATENCIÓN INTEGRAL SEQUÍA


México se ubica dentro del mapa de América en el que se presenta una fuerte sequía.


Para enfrentar en los 19 estados con recurrencia de este fenómeno, desde principios de febrero de 2011 iniciamos el Proyecto Transversal de Desarrollo de las Zonas Áridas  (PRODEZA), en coordinación con los gobiernos de Zacatecas, Chihuahua, Sonora y San Luis Potosí, mediante una inversión de 124 millones de pesos para la ejecución de obras de captación de agua para abrevadero, revegetación de tierras de pastoreo y sistemas de manejo sustentable de pastoreo.


En los primeros días de septiembre, la SAGARPA en coordinación con los gobiernos estatales, adecuó la operación de sus programas en concurrencia con la finalidad de que los estados pudieran destinar recursos para este fin. A esta propuesta se adhirieron los estados de Aguascalientes, Coahuila, Durango, Hidalgo, San Luis Potosí, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas.


 Al cierre del 2011, derivado de los esquemas de aseguramiento catastrófico y la aplicación de apoyos, la entidades federativas han recibido indemnizaciones y apoyos directos por 875 millones de pesos, de un total de mil 456 millones de pesos, ya dictaminados y a  través de nuevos financiamientos otorgados por FIRA se han colocado dos mil 813 millones de pesos de un total de 11 mil 300 millones de pesos disponibles para tal efecto.


En complemento a lo anterior, el Gobierno Federal ha destinado mil 820 millones de pesos para el mantenimiento de capacidades productivas, manejo adecuado del agua y el programa de empleo temporal, de los cuales se han pagado 716 millones de pesos; el resto se pagará en este primer trimestre.

No obstante, ante los efectos de la prolongada sequía desde el 15 de septiembre pasado, el Presidente de la República, puso en operación un Plan de Atención Integral. La Comisión intersecretarial responsable de este tema definió cinco ejes de atención para los 19 estados con mayor impacto.

Los ejes son:


•          Mantener las capacidades productivas,

•          Manejo adecuado del agua y uso sustentable de recursos naturales,

•          Apoyo al empleo en las zonas afectadas,

•          Activación de esquemas de aseguramiento y

•          Esquemas de financiamiento.


Se trata de un esfuerzo transversal e interinstitucional, en el que participan diversas dependencias del Gobierno Federal como son: SAGARPA, SHCP, SEMARNAT, SEDESOL, SCT, SEGOB y la CONAGUA.


Durante 2011, el Gobierno Federal emprendió acciones para atenuar los impactos de la sequía, y para ello destinó más de tres mil millones de pesos.

Este año el Gobierno Federal tiene más de 11 mil millones pesos, incluidos en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), para continuar apoyando a la población afectada por fenómenos climáticos extremos.


Señores legisladores:


Estamos obligados a seguir actuando pronto y con responsabilidad, ante lo cual la participación de las entidades federativas y de las organizaciones de productores es fundamental.


Este gobierno ha establecido, en los hechos, un compromiso de apoyo incondicional a los productores y sus familias y les decimos que estamos en ustedes y juntos vamos a salir adelante.


En el Ejecutivo tenemos plena disposición para perfeccionar los mecanismos de atención junto con el Legislativo, con base en el plan integral de atención a la sequía que ya operamos y otras acciones que atienden en general las contingencias climatológicas que impactan el medio rural.

Muchas gracias y quedo a sus órdenes.

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close