Noticias

Donaran taquilla de “Un día menos”

 

Dariela Ludlow directora del documental Un día menos, invitó al público este 27 de enero de 2012 para que vea su película en: The Movie Company, el Cinema Lido y el Centro Cultural Tlatelolco, ya que parte de los fondos recaudados serán donados a instituciones como el INAPAM y otras de ayuda a los adultos mayores.

La directora de Un día menos estuvo acompañada, en la presentación de su cinta ante los medios de comunicación el pasado viernes 20 de enero en las instalaciones del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), por; Verónica Ortiz Cisneros directora de programación y difusión de la Cineteca Nacional, Alejandro Orozco Rubio director general de Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) y Hugo Villa director de Apoyo a la Producción Cinematográfica de Imcine.

Artículos relacionados

Para Dariela Ludlow empezó a grabar a sus abuelos, quería alejarse del documental clásico y realizar una obra más intimista, una experiencia enriquecedora, que invita a reflexionar sobre los adultos mayores, además que hace revalorar lo que realmente importante, los seres queridos dijo la directora.

En tanto Verónica Ortiz dijo que la Cineteca Nacional esta agradecida de sumarse a este proyecto, “el cine es una manera de reflexionar”, recordó un tema de Serrat que dice “a los viejos se los apartar” y precisamente esto “las políticas (entorno a los ancianos) se tienen que fortalecer”.  

Hugo Villa por su parte dijo que Un día menos es una “historia cercana al alma”, dijo que se emocionó cuando las comisiones del Imcine habían aprobado el proyecto de Dariela, a quien conoció hace tiempo cuando los dos eran “obreros cinematográficos”.

Alejandro Orozco Rubio dijo que es importante este tipo de trabajos cinematográfico que nos haga reflexionar sobre “el tema del envejecimiento”, ya que datos del INAPAM dicen que México está pasando de ser un país joven a un país de adultos mayores.

El documenta narra la vida de; Carmen de 84 años de edad y Emeterio de 97, son un matrimonio de 62 años, tienen una enorme familia pero los ancianos viven solos en una casa situada justo frente al puerto de Acapulco teniendo una vista privilegiada de la bahía, una casa que por lo regular se encuentra en silencio y sólo se llena de ruido y vida con la visita anual de sus numerosos hijos y nietos.

El proyecto se introduce al diario devenir de Carmen y Emeterio, ella una mujer que mantiene la casa limpia y la comida caliente en la mesa, en tanto Emeterio es un hombre jubilado que odia la televisión, asegura que la religión es el opio de los pueblos y canta “La internacional”, resalta un cartel del Presidente Lázaro Cárdenas.

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button