Noticias

No todo en la vida es Tolkien

 

Si Harry Potter ha conseguido en muchísimos países tener legiones de lectores, por qué no podría resurgir, de la emblemática colección de Sepan Cuantos, de la Editorial Porrúa, una saga capaz de competir hoy con las aventuras del pequeño mago. Lo necesario es saber qué lecturas recomendarles a los niños y adolescentes.

Eso lo sabe Ricardo Guzmán Wolffer, quien ha publicado La maldad y el miedo, incitación a la lectura, una suerte de guía con la que busca acercar a niños y jóvenes a las grandes obras de la literatura universal.

De entre los más de 700 títulos reunidos en Sepan Cuantos, cuya colección fue bautizada así por Alfonso Reyes, Guzmán Wolffer eligió aquellas lecturas que fueran más propicias para una juventud que en estos tiempos suele beberse a todo Tolkien como si fuera agua (o, mejor aún, refresco de cola). “Entre otras obras incluí Amadís de Gaula, una novela épica de caballería, brujas y dragones”, se le oye decir ampliamente convencido.

Así como incluyó Amadís de Gaula, la novela que inició el género de la literatura caballeresca, también nos recuerda que entre los valiosos materiales publicados en Sepan Cuantos sobresale la pequeña figura del niño selvático conocido como Mowgly, imaginado por Kipling en El libro de las Tierras Vírgenes.

Fue El libro de las Tierras Vírgenes, que de niño cayó en sus manos, la que metió de lleno a Guzmán Wolffer en el mundo fantástico y sagrado de la lectura. Por eso afirma contundente en algún momento de la entrevista: “No tengo ninguna duda, de que México será otro el día en que se convierta en un país de lectores”.

Sin duda, La maldad y el miedo, incitación a la lectura va también a la conquista de esos jóvenes a los que Tolkien ha dado la opción de introducirse en mundos paralelos y completos, pero que desconocen que muy cerca de su casa tienen a la mano historias extraordinarias por descubrir.

Y de que la fuente original es una mina inagotable y de gran valor, lo confirma que muchas de las obras de Sepan Cuantos han sido prologadas por autores como Jorge Luis Borges, Salvador Novo, Sergio Pitol, Jorge Ibargüengoitia o José Emilio Pacheco.

Quienes estén deseosos de leer, pero no saben a cuáles títulos acercarse, La maldad y el miedo, incitación a la lectura es una guía muy recomendable, y puede adquirirse por un monto menor de lo que cuesta una cajetilla de cigarros. “La idea es hacerles ver a los muchachos un poco de qué trata cada novela y que ellos mismos descubran que no sólo son divertidas. También encontrarán que en la literatura hay herramientas para lidiar con la maldad y el miedo en la vida cotidiana”.

La belleza de la palabra frente a la belleza física del espadachín de Cyrano de Bergerac; la dualidad entre lo salvaje y lo civilizado de El llamado de la selva; los personajes casi cinematográficos que deambulan por aquella región perdida e inexplorada que relata H. Rider Haggard en Las minas del rey Salomón; las aventuras de un ladrón, un tipo muy malo que después se vuelve bueno en Las hazañas de Rocambole, entre otros textos, han sido seleccionados por Guzmán Wolffer.

Desde luego no podía faltar lo más emocionante del cuento, de ahí las notas del autor a las monstruosas historias de Lovecraft; sus comentarios a las narraciones macabras, fantásticas y detectivescas de Edgar Allan Poe, y a los enérgicos y breves relatos de Horacio Quiroga.

En el futuro la editorial Porrúa contempla un segundo tomo, cuyos protagonistas sean Drácula, Frankenstein, el hombre lobo y hasta el pulpo de Diez mil leguas de viaje submarino de Julio Verne.

Lo cierto es que por fin se cristalizó aquella inquietud que con el tiempo empezó a germinar en Ricardo Guzmán, de poder compartir las lecturas que a él le fascinaron desde muy niño. Esas lecturas han sido volcadas aquí, en un libro para lectores que saben que la imaginación es un arma invencible.

“Con que los chavos lean un cuarto de hora por día, con eso es más que suficiente para que terminen haciéndose lectores”, dice el autor, quien es abogado, narrador, poeta y dramaturgo. “Pero me he dado cuenta que van a las librerías y no saben qué buscar. Si supieran que Sepan Cuantos tiene clásicos de todas las épocas. Sólo es cuestión de indicarles el camino”.

La maldad y el miedo, incitación a la lectura incluye desde luego poesía y ensayo, y se presentará al público el próximo domingo 1 de abril, a las 12 horas, en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas. Acompañarán al autor Gerardo Laveaga, director del Instituto Nacional de Ciencias Penales, que hablará sobre la lectura y la delincuencia; y Constancio Carrasco, magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral, cuya ponencia lleva por título “La lectura y la democracia”.


 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close