Noticias

¿Qué pasa con tus manos cuando lavas?

 

Hay algunos tipos de piel que son secas por si solas, sin embargo, la sensibilidad de la misma se ve influida por varios factores tanto internos como externos, tales como el clima, las estaciones del año, la exposición solar, la humedad, la temperatura, el contacto frecuente con agua y/o detergentes o sustancias agresivas como ácidos, productos cáusticos, solventes, geles antisépticos, etc., que pueden aumentar la sensibilidad en la piel, incluyendo la de las manos. 

Si tenemos un cuidado especial para la cara, las piernas, los pies, ¿Por qué no para las manos?

Muchas veces nuestras manos están en contacto con agua, productos para limpieza, etc. y algunas de estas fórmulas pueden agredir el manto lipídico, que es la capa que regula el grado de hidratación de la piel y la protege de las agresiones externas.

La piel es un órgano complejo, que forma una extensa capa variable en grosor que cubre todo el cuerpo. No es muy abundante en agua, contiene apenas de un 60 a 70 por ciento. La capa córnea, que es la capa más externa de la epidermis, tiene sólo un 10 por ciento de humedad; hay variaciones con la edad, el medio ambiente y diversas condiciones de la piel, por ejemplo: resequedad, sudoración, etc.

Por el uso de jabones y detergentes el estado de la película hidrolipídica, cuya función es proteger frente a bacterias y hongos, además de mantener la elasticidad de la piel, se puede llegar a ver afectada y por lo tanto la función de barrera de la piel se puede llegar a alterar,  lo que representa un factor muy importante para la sensibilidad de la misma. 

Sabemos que el lavado  de trastes es una actividad común, recurrente y de la cual no podemos escaparnos, además de que puede ser una de  causa frecuente del maltrato de las manos. Por lo que debemos considerar productos que ayuden a protegerlas de la resequedad causada por esta actividad, como  Salvo Limpieza y Cuidado con Dermaplus®, que ayuda a mantener la hidratación y suavidad natural de tu piel mientras lavas los trastes.

La fórmula Salvo Limpieza y Cuidado con Dermaplus® forma una capa protectora en la piel, ayudando a evitar que se dañe la capa natural de lípidos de tus manos y a mantenerlas suaves y humectadas.

Consejos para mantener unas manos sanas e hidratadas:

No abusar del uso de cremas que contengan muchas fragancias, colorantes, o alcohol como los sanitizantes. 

Para que la barrera de la piel se mantenga íntegra, lo ideal es que a la hora del baño usemos agua tibia, un jabón suave o sustituto de jabón, baño corto de 5 a 10 minutos y no usar estropajos, esponjas o cepillos para tallar y al salir de la regadera, siempre aplicar alguna crema humectante cuando la piel todavía se siente húmeda.

Cada vez que realicemos aseo de manos aplicar crema humectante para ayudar a que nuestra piel no pierda humectación e hidratación y no usar agua caliente.  En caso de lavar los trastes, utilizar el nuevo Salvo Limpieza y Cuidado con Dermaplus®, que cuenta con una fórmula más suave que crea una capa protectora y ayuda a proteger las manos de la resequedad del lavado, ayudando a mantener la hidratación y suavidad natural de la piel mientras lavas. Además de tener la misma efectividad corta grasa que  Salvo Limón.

Si la piel está muy seca hay que buscar productos que contengan petrolato o lanolina ya que estos sellan la hidratación en la piel. Si ésta es extra seca las cremas que contienen ácido láctico o urea pueden ser muy útiles ya que también ayudan a mantener el agua en nuestra piel.

Recuerda que las manos son una expresión de la edad. ¿Qué edad quieres aparentar?

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close