DeportesNoticias

Javier "Chicharito" Hernández, ejemplos que marcaron su carrera

A sus 23 años, Javier “Chicharito” Hernández es el mejor futbolista mexicano del momento. Delantero del Manchester United y de la Selección Mexicana, se ha constituido como el mayor ídolo de los aficionados del fútbol en México y es conocido en todo el mundo.

Además es uno de los jugadores mejor pagados en su club. Lo solicitan para promocionar marcas; los reflectores y la fama le han llegado de momento a este futbolista oriundo de Guadalajara, Jalisco.

Pero el éxito no llega solo, la fama y el éxito suelen derrotar a los ídolos de su edad. Sin embargo, algo que ha distinguido a este futbolista es, como él mismo lo ha afirmado en numerosas entrevistas, el respaldo y la fortaleza de una familia que lo apoya y lo aconseja. Humildad, disciplina y goles han sido las fórmulas más importantes para realizar sus sueños. 

Hernández acepta que el que tenga los pies firmes sobre la tierra es obra de su familia; esta es una de las muchas cualidades por las que tiene tantos seguidores: “Han pasado tantas cosas en tan poco tiempo. Ellos se aseguran de que no cambie quién soy”, declaró el delantero.

Sus Héroes

Entrevistado por la BBC de Londres, Javier “Chicharito” Hernández  señaló que la base de su vida es su familia, “los seres queridos que me rodean. Sigo los consejos que me daban mi abuelo y mi padre: esta es una profesión con la que te debes casar”, afirmó.

Y es que para el “Chicharito” en este deporte no hay una fórmula que lleve al éxito: “Algo fundamental es mi familia, es la base. Casándote con esta profesión no le puedes ser infiel. Le tienes que ser fiel las 24 horas del día y los siete días de la semana. Tienes que estar así, cuidándote de todo”, declaró el joven delantero.

En la misma entrevista, mencionó a varios futbolistas mexicanos que admira como Luis García, Hugo SánchezLuis FloresOmar BravoJared Borgetti y también Ricardo Peláez, sin embargo, no dudó en afirmar que realmente sus verdaderos héroes son su abuelo y su padre.

“Llamo a mi padre y abuelo después de cada partido para que me den sus opiniones. Me mantengo en contacto con el resto de la familia y la vida en México vía Skype y mi celular”, aseveró a los medios.

Las enseñanzas de papá

Javier, su papá y abuelo, siguen una dinastía familiar afiliada al fútbol. Su padre, Javier “Chícharo” Hernández Gutiérrez, fue jugador en los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara y disputó la Copa Mundial de México 1986.

El apodo de “El Chicharito” le viene de familia, ya que su padre, Javier Hernández Gutiérrez, era apodado como “El Chícharo”, debido a su baja estatura y a sus ojos verdes.

Y su apoyo ha sido siempre incondicional. En 2010, el padre del “Chicharito”, renunció a ser el técnico del equipo de segunda división de las Chivas de Guadalajara, para viajar al Mundial de Sudáfrica a apoyar a su hijo: “Renuncié porque quiero ir a ver jugar a mi hijo y no me dieron el permiso. La familia es lo primero y el trabajo es algo secundario”, aseguró a medios mexicanos.

En entrevista para el periódico Esto ese mismo año, antes de que ficharan a su hijo en el club inglés, lo describió como “un chavo excelente, buen hermano, un gran hijo y que tiene mucho cariño a sus abuelos. Es muy dedicado al futbol, pero para él todo está entre la familia y el futbol. Tiene amigos y amigas, pero es muy responsable, es muy de estar en casa”.

Aseguraba el papá, que los consejos y valores que le inculcó a su hijo eran “sólo los necesarios, y de todo tipo, pero él sabe sus objetivos y sabe lo que le costó llegar, porque el futbol es una carrera muy celosa”.

Y comentaba que siempre lo trató de motivar tanto en los buenos como en los malos momentos: “En una ocasión se llegó a cuestionar si podía o no seguir jugando, pero siempre tuvo nuestro apoyo y jamás perdió las ganas de seguir entrenando y mirando para adelante”.

Respecto a la fama que le empezaba a llegar en ese momento, afirmó que confiaba en que su hijo lo tomaría con seriedad, responsabilidad y calma.

El abuelo, ejemplo a seguir

Su abuelo, Tomás Balcázar, es una leyenda viviente del Guadalajara que jugó en la Copa Mundial de 1954 en Suiza, torneo donde anotó un gol frente a Francia. En una entrevista a Televisa Deportes, el “Chicharito” contó que su abuelo lo aconsejó desde muy niño en cómo anotar un gol como ése y le enseñó secretos de goleador a goleador. Esto lo confirmó luego del partido contra los galos: “cuando estaba en el vestidor recordé a mi abuelo, su gol a Francia y salí dispuesto a anotar”.

“¿Qué significa para ti Tomás Balcázar?”, le preguntaron al “Chicharito” en un  programa de Univisión, qué lanzó 50 preguntas al delantero: “Un ejemplo de vida, de ser humano y de futbolista”, respondió.

En una entrevista con Esto, Tomás Balcázar aseguraba que su nieto los ha superado a ambos, padre e hijo. No obstante, siempre lo ha aconsejado para ser mejor cada día: “Ya se lo he dicho, nunca vamos a hacer el mejor partido que podamos hacer en vida, porque siempre habrá algo que nos falte aún en plenitud de la carrera”.

Acerca de su influencia, aseguró que no sólo ha sido la de él y su padre, sino “también de su abuela, sus primos, sus sobrinos, hemos sido toda la familia, porque somos muy unidos. Todos tenemos algo que ver en la carrera de Javier, porque siempre estamos dándole un consejo, buscando que siempre tenga un equilibrio, que sea una carrera ascendente pero tranquila, que no se despegue del piso”.

Y bien que lo han logrado. Actualmente el jugador se encuentra en sus mejores momentos. En Manchester lo acompaña toda su familia, su padre, su mamá, Silvia Balcázar y su hermana, Ana Silvia. Ellos son los consejeros que tiene a su lado el nuevo ídolo para seguir viviendo y disfrutando su exitoso momento profesional.

Aunque todavía va por más. El tapatío confesó hace unos meses a la revista Quién,  que si bien ya está cumpliendo su más grande sueño que es poder jugar al fútbol profesional, aún le queda otro gran anhelo por cumplir: casarse y convertirse en padre de familia.


Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close