Noticias

DF: Simpatizantes esperan festejos de sus candidatos

El centro de la capital mexicana mantiene la tranquilidad en espera de la noticia que dé inicio a la fiesta de los militantes de las dos fuerzas políticas del país, ya que tanto en el Zócalo como en el Ángel de la Independencia sólo algunos grupos esperan ante una incipiente lluvia.

En la plancha del Zócalo capitalino, el sitio que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) ha convertido en su lugar de festejos y cierres políticos, menos de un centenar de personas esperan casi inmóviles la llegada de su aspirante presidencial.

Sobre un templete que se ha colocado a un costado del asta bandera, los militantes de la llamada izquierda esperan con tranquilidad. “Esperamos la llegada de nuestro candidato. No importa que llegue la lluvia, aquí esperamos”, afirma Miguel, quien se siente feliz porque en la capital mexicana ha triunfado el aspirante que es su tocayo.

Mientras que a unos pasos de este emblemático lugar, en la cerrada Alameda Central, (porque está en remodelación), donde se ubica el hotel donde se concentra el equipo de Andrés Manuel López Obrador, una inmensa fila humana hace valla en espera de la llegada del candidato presidencial del Movimiento Progresista, se apoyan y al unísono lanzan las muestras de apoyo.

“Ya ganamos, ya ganamos, ya ganamos”, vitorean en grupo y con el apoyo de reflectores instalados por las cadenas de televisión, se hace más espectacular el singular respaldo.

Luego, casi desapercibido, desciende de su camioneta negra el legendario Porfirio Muñoz Ledo. Lo saludan, le dan su palmadita en la espalda entre militantes y otros curiosos que se lanzan sobre su persona en busca del saludo y desde luego a felicitarlo. “Es un triunfo de nosotros, vamos bien, don Porfirio”, le dicen al tiempo que Muñoz Ledo se abre paso entre la fila humana para ingresar al llamado bunker de la izquierda mexicana.

El tiempo parece eterno y entre la espera y las versiones del futuro ganador presidencial, un diario de circulación nacional a ocho columnas alumbra: “Es Peña Nieto”.

A un costado, el voceador muestra el impreso con esa leyenda y ante la mirada inquietante del Ángel de la Independencia, un grupo de turistas se fotografía frente a la figura del más significativo de nuestros monumentos y con los cuales se identifica a México, en el mundo.

A unas horas de conocer al ganador de la Presidencia de la República, la avenida principal de la capital, Paseo de la Reforma, aún está tranquila. Sólo espera la noticia y luego la fiesta para el partido ganador.

Fuente: Notimex

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close