Noticias

La Esquina del Blues y otras músicas:

 

Procedente de Ciudad Valles, San Luis Potosí, la banda Monroy Blues se presentará en el Lunario del Auditorio Nacional, el próximo viernes 3 de agosto a las 21 horas para interpretar una recopilación de temas de los once discos que tiene. Además de los músicos que integran a este grupo, contará con una sección de cuerdas y con músicos invitados, entre ellos, el violinista Felipe Valle de “la huasteca chilanga”; también del Distrito Federal, el tecladista de La Rambla, José Luis García Fernández y de Pachuca, Hidalgo, el armonicista Lalo Méndez.

Monroy Blues es una agrupación en la que participa como director musical Luis Monroy al piano y voz; su hermana Martha en la voz; Carlos “Charlie Brown” Paz en el contrabajo; Antonio Díaz en la guitarra; Raúl Galicia, como baterista, el armonicista Roberto Rivelino, y el jaranero Chabelo Monroy, en la parte de huapango.

Artículos relacionados

El público que asista este viernes, a las 21 horas, disfrutará de un variado repertorio en el que habrá blues, boogie, jazz y huapango y algunos temas de música tradicional mexicana.

Monroy Blues nació por iniciativa del propio Luis quien comenta que “no logro precisar si fue en la radio o en la casa, donde escuchaba en la década de los 60, la música de los Beatles, de Eric Burdon, de Ennio Morricone al igual que a los huapangueros clásicos como los Hermanos Calderón y los Cantores del Pánuco. Esa influencia musical me formó y una vez que concluí mis estudios musicales en San Luis Potosí, regresé a Ciudad Valles con muchas ideas, como la de tocar el auténtico huapango pero con piano, y añadirle fugas, -que son estilos de composición­- que le dan un toque especial.

“Entre el blues y el huapango, -continúa-, la unión que encuentro es que tienen un lenguaje común. En el huapango hay letras filosóficas, con profundidad. Por ejemplo el huapango que se llama La Petenera dice más o menos: ‘allá en el fondo del mar voy a hacerte una cuna, para que puedas estar divertida con la luna, viendo las nubes pasar’.

“Las letras no son sencillas, a diferencia, por ejemplo del son jarocho, que es más simple, jocoso, más coloquial. En el huapango tradicional hay pasajes que me recuerdan a los primeros temas que se grabaron del blues más antiguo. En el blues hay un sentimiento, una forma de expresar las emociones y una intención que se hermana con el huapango”.

Sobre cómo surgió esta banda, refiere: “Una noche estábamos en un bar que se llamaba El Conquistador, con mi papá y su jarana y yo estaba en el piano. Alguien nos pidió que tocáramos un huapango y lo hicimos, y nos gustó como sonó. Así seguimos y poco a poco empezamos a grabar las canciones, la mayoría son mías, algunas Martha me las quitaba, otras son de ella y unas más de otros amigos. Así se fue dando este proyecto que permitió consolidar al grupo como Monroy Blues en 2002. Al principio solamente éramos mi hermana Martha y yo y por ahí alguien mencionó: Monroy Blues y nos gustó, así fue como salió nuestro nombre”.  

“El blues es algo que traemos en la sangre. A Martha le gustaba desde chica y yo tocaba en el piano bar el Conquistador, y la gente me decía: oye, tú tocas como un tal Jerry Lee Louis. También me decían que como Guillermo Briseño y a Martha, que cantaba como Janis Joplin, y yo ni sabía bien quiénes eran. Cuando estudié en Bellas Artes en San Luis Potosí, allá no te enseñan eso. Aprendes solfeo, técnica pianística, los compositores clásicos, así que empecé a buscar música, a ver películas, a comprar cassettes, y de esa manera descubrí el blues, pero a mí simplemente me salía. Ese fue mi encuentro con el blues”.

Luis Monroy ha explorado la escena del blues en México y se dio cuenta de que casi no hay gente que se dedique a promoverlo. “Yo empecé a producir y grabar nuestros discos. Luego en San Luis Potosí nos contactaron de la disquera Denver y con ellos hicimos algún trabajo, pero luego nos salimos porque yo quería hacer más cosas. He organizado algunos festivales y también nos han llevado a lugares en donde hemos tocado para gente importante. Hemos estado en el Festival Diego Rivera en la Ciudad de México, en el Festival de Tamaulipas, y otros festivales. Y mientras tengamos vida y salud seguiremos tocando.

“Por lo pronto vamos por primera vez al Lunario y esperamos seguir presentándonos en más escenarios del Distrito Federal y de otras entidades. El 18 de agosto estaremos en el Teatro Ángela Peralta de San Miguel de Allende. Ahora estamos grabando nuestro doceavo disco, como una especie de continuación de lo que estamos tocando. También hay nuevos proyectos como hacer una historieta tipo comic de Monroy Blues y cosas aún más ambiciosas como tocar boleros, música de prehispánica, electrónica e incursionar en la canción mexicana tipo Monroy Blues”, concluye.

La cita es este viernes, a las 21 horas en el Lunario (Costado Poniente del Auditorio Nacional frente al Campo Marte). Boletos en taquilla y Ticketmaster.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button