Noticias

Presentan la jeringa para insulina más corta y precisa

“Colocar la insulina en el tejido exacto, a donde debe de llegar, es la principal ventaja de esta innovación, lo que lleva a evitar complicaciones en el tratamiento y garantiza su eficacia”, aseguró Juan Pablo Rossi, Director de Negocios para el Cuidado de la Diabetes en Latinoamérica.

La jeringa BD Ultra Fine 6mm, tiene una aguja de menos de la mitad de largo que las jeringas más utilizadas que miden 12.7mm de longitud. No obstante, Juan Pablo Rossi aseguró que “todavía hay mucho qué innovar, cuestiones como la lubricación, el filo, el largo, el flujo, hay muchas cosas que podemos lograr, pero estamos cerca de la perfección”.

Becton Dickinson (BD) creó en 1924 la primera jeringa diseñada especialmente para la aplicación de la insulina, con el objetivo de hacer la aplicación más cómoda y segura. Y fue en 1952 que lanzó la primera jeringa completamente estéril y desechable, afirmó Clara Mejía, Directora de Negocio para el Cuidado de la Diabetes en México, Caribe y Centroamérica.

Teresa Tafolla, educadora en diabetes, aseveró que BD UltraFine 6mm, es la jeringa para insulina más corta del mundo: “Se ha comprobado clínicamente que funciona de manera efectiva en todos los pacientes que se inyectan insulina y que logran un mayor apego al tratamiento, menor intimidación a la inyección, además de presentar un riesgo mínimo de inyecciones en el tejido muscular”.

La jeringa es el dispositivo para aplicación de insulina más generalizado en pacientes con diabetes en México. La insulina juega un papel muy importante en el tratamiento de la diabetes, es la hormona que controla los niveles de azúcar en la sangre, las personas que viven con esta enfermedad pueden carecer de insulina o bien no utilizarla correctamente, de ser así, el azúcar (glucosa) que proviene de los alimentos, no puede entrar a las células para darles energía y se queda circulando en la sangre, lo que se manifiesta con hiperglucemia.

El tratamiento con insulina es uno de los más efectivos para controlar la diabetes: “Una jeringa adecuada, así como una correcta técnica de inyección, resultan inyecciones más cómodas y efectivas, fomentando así un mejor control y apego al tratamiento con insulina”, expresó Teresa Tafolla.

En México, según Juan Pablo Rossi, la incidencia de diabetes es similar al resto de los países latinoamericanos, sin embargo, la diferencia estriba en que se inyecta menos insulina, “lo que se debe a un déficit en la capacitación de los médicos generales que son quienes atienden al paciente diabético, lo que genera complicaciones graves y crónicas, y el costo es muy alto. En este sentido, se trata de una labor del sistema de salud en México, las universidades, la formación posterior y actualización, es una asignatura pendiente en la que se debe poner atención y mejorar”, aseveró el directivo.

Alrededor de 2 mil millones de jeringas fabrica BD en todo el mundo. Desde junio están en el mercado mexicano en puntos de venta como farmacias y tiendas de autoservicio, “las reacciones han sido buenas, porque el paciente prefiere una aguja más corta, en términos de calidad y eficacia”, aseguró Rossi.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close