Noticias

Cómo localizar un Linfoma No Hodgkin

Vivimos en una época donde el cáncer se ha expandido enormemente, incluso hasta las células del sistema linfático que pertenecen al sistema inmunológico del cuerpo humano, ocasionando su desplazamiento a las células sanas, creando tumores. Estos tumores agrandan los nódulos linfáticos y/o crecen en la piel, cavidad nasal, amígdalas, hígado, bazo u otros órganos.

Uno de estos tipos de linfomas, y el más agresivo, es el Linfoma No Hodgkin (NHL por sus siglas en inglés), el cual aumenta cada vez sus cifras, pues la tasa aumenta a más de 44 casos por cada 100 mil personas de 60 años. Aunque muchas veces también se presenta en niños blancos de sexo masculino, de 14 años o menos y el riesgo va aumentando con la edad.

Hay distintos síntomas con los cuales uno puede encontrar este mal, el más fácil de percibir es un bulto indoloro de los ganglios linfáticos superficiales del cuello, axila o ingle llamado adenopatía, no obstante también puede ir acompañado de fiebre sin causa aparente, sudor nocturno, fatiga constante, pérdida de peso y anorexia en poco tiempo o hasta gripe. El Linfoma No Hodgkin puede no causar dolor y aparecer silenciosamente, provocando síntomas progresivos, dependiendo de su localización y en muchos casos, sobre todo cuando la proliferación del tejido linfático se produce en órganos internos, suele descubrirse accidentalmente al realizar estudios con otros fines diagnósticos. Por ello hay que acudir frecuentemente con un especialista para que no tome por sorpresa nuestra salud.

El diagnóstico del linfoma requiere una biopsia del tejido afectado y depende siempre del grado en el que se encuentre el paciente, el NHL de alto grado se trata normalmente con quimioterapia y a menudo con radioterapia.

De este modo se clasifican los estadíos del NHL que se basa en hasta qué punto el cáncer se ha expandido a través y más allá del sistema linfático, y si los síntomas como fiebre, sudores nocturnos y  pérdida de peso están presentes:

  • El Estado 1 indica que el cáncer se localiza en una sola región y no presenta otros síntomas.
  • El Estado 2 señala que el cáncer se localiza en dos regiones separadas entre sí, un nódulo linfático afectado u órgano dentro del sistema linfático y una segunda área afectada, pero que ambas están por encima del diafragma o por debajo.
  • El Estado 3 advierte que el cáncer se ha extendido a ambos lados del diafragma, incluyendo un órgano o área cerca de los nódulos linfáticos o del bazo.
  • Y el Estado 4 apunta que el cáncer se ha extendido más allá del sistema linfático y afecta a uno o más órganos mayores, incluidos posiblemente la médula ósea o la piel.

Sin embargo, en la actualidad existen tratamientos y formas para cuidarse que ayudarán  a normalizarse como el comer bien, alimentándose con suficientes calorías y proteínas para ayudar a prevenir la pérdida de peso y recuperar fortaleza.

Las últimas noticias respecto a esta enfermedad han sido gratas, pues distintos personajes famosos han padecido el linfoma, logrando huir de él varias veces como el millonario co fundador de Microsoft, Paul Allen, quien ha dicho donará una porción importante de su fortuna (13 mil 500 mdd) a la caridad, después de que se ha dedicado a la filantropía. O Fernando Lugo de Paraguay, quien ya ha librado el NHLy gozado de buena salud en los últimos días.

Por último y en relación con los Linfomas No Hodgkin en niños, aquéllos que no presentan la enfermedad después de cinco años probablemente han sido curados, ya que es poco común que estos cánceres regresen después de ese periodo de tiempo.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close