Noticias

El mortal enfisema pulmonar

Ahora, seguimos escuchando acerca de evitar el tabaquismo en todas partes, desde la escuela, el trabajo, en sí, en todos los espacios cerrados y es importante que lo tomemos en cuenta, pues el 82% de las muertes por enfermedad pulmonar obstructiva es por ello.

Una de esas enfermedades que sigue causando controversia es el enfisema pulmonar que es una afección caracterizada por la inflación excesiva de los alvéolos (estructuras de los pulmones), como resultado de lo cual se dañan irreversiblemente sus paredes (los sacos de aire de los pulmones), produciendo una reducción de la función respiratoria y la escasez del aire. Además que las principales causas de enfisema es hereditaria.

La exposición prolongada al humo de segunda mano puede ser considerada otra causa de enfisema, ya que según demuestran algunos estudios aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad.

La contaminación ambiental puede ser considerada también como un factor de riesgo, es especial en ciudades con abundante smog como en la ciudad de México.

También hay la posibilidad de que se desarrolle con la edad avanzada, especialmente en el género masculino, cuando se pierden las capacidades elásticas a nivel celular y por consiguiente a nivel pulmonar y respiratorio.

De igual modo al contraer bronquitis crónica, al tener deficiencia de alfa-1 antitripsina, que es un químico que protege a los pulmones, con el asma.

 Sin embargo los tratamientos para evitar la enfermedad han resultado exitosos si el diagnóstico es oportuno.

El dejar de fumar es el primer paso más importante para conservar los pulmones limpios y sanos, evitar la exposición a contaminación ambiental, tratar de administrarse oxígeno.

Asimismo un tratamiento con terapia de reemplazo-sustitutiva alfa 1 antitripsina (AAT), antibióticos en caso de infección como una neumonía.

Los ejercicios de respiración también pueden ayudar para fortificar la musculatura de los pulmones, y hasta con procedimientos  como la reducción del volumen pulmonar con una intervención quirúrgica en la que se extraen las zonas de pulmón afectadas.

Pero sin primero ir al médico especialista ante los primeros síntomas de un resfrío o una infección respiratoria.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close