Noticias

Sólo 3,000 clásicos en el DF

Desde hace seis años, el Centro de Investigación e Innovación Tecnológica (CIITEC) de esta casa de estudios es el organismo oficial para certificar los autos antiguos

Autos como el Mustang 1969, Dodge Charger 1972, Chevrolet C10 del año 1970 y también el Valiant Hard Top 1966, son vehículos considerados como clásicos y para que sus dueños puedan obtener la Acreditación de Originalidad de Autos Antiguos que otorga el Centro de Investigación e Innovación Tecnológica (CIITEC) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), es necesario presentar los automóviles en perfectas condiciones físico-mecánicas y limpios en el interior, exterior y del motor.

El doctor Vicente Mayagoitia Barragán, coordinador del Programa de Acreditación de Autos Antiguos del CIITEC, señaló que en la Ciudad de México existen alrededor de tres millones de automóviles considerados como “viejos”; sin embargo, únicamente tres mil tienen la calidad de autos antiguos, debido a su correspondiente acreditación.

Desde hace seis años, con base en un convenio de colaboración entre la Secretaría de Transporte y Vialidad (Setravi) del Gobierno del Distrito Federal y el IPN, el CIITEC se constituyó en el organismo oficial para evaluar la funcionalidad y originalidad de los autos particulares que, por haber alcanzado 30 años o más en circulación, pueden obtener una certificación como auto antiguo.

Mayagoitia Barragán indicó que el auto más acreditado como antiguo es el Volkswagen Sedán, toda vez que durante la década de los sesenta y setenta se popularizó este modelo de vehículo y aún se conserva un buen número de ellos.

Para el investigador politécnico, la preservación de autos con 30 años de vida o más constituye un esfuerzo económico importante para sus dueños, debido a que el mantenimiento mecánico es costoso, porque el mercado de refacciones y piezas originales es limitado.

No obstante, la conservación de las unidades antiguas adquiere relevancia en un sentido histórico y las nuevas generaciones tienen la oportunidad de conocer físicamente dichos vehículos.

Quien desee registrar su vehículo como antiguo y obtener la placa correspondiente, deberá cubrir los siguientes requisitos: que el motor no esté modernizado; no hayan sido alteradas las dimensiones de la estructura original; que no haya sido cambiado el volante, y no haber adaptado quemacocos o algún otro tipo de accesorio que modifique la originalidad del automóvil.

Una vez que el auto ha sido revisado por los especialistas del CIITEC y  cumple con las especificaciones establecidas, la Setravi podrá extender una placa de identificación que autoriza su circulación sin la obligatoriedad del trámite de verificación vehicular.

El académico puntualizó que en México hay que dar mayor importancia al valor histórico de los autos antiguos, porque constituyen piezas “vivas” de la tecnología mecánica y motriz, digna de conservar para las futuras generaciones.

IPN

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close