Noticias

Un tratamiento avanzado contra el Cáncer cerebral da a los pacientes una esperanza de supervivencia

El cáncer es la principal causa de muerte a nivel mundial, pues representa el 13% de todos los fallecimientos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el año 2030, las muertes causadas por cáncer llegarán a 12 millones, con un promedio de 238,000 casos al año. Según el Instituto Nacional de Cancerología, los tumores de cabeza y cuello representan el 17.6% del total de casos de cáncer en México, de los cuales el 7.5% son tumores cerebrales. Como uno de los centros oncológicos integrales más grandes y experimentados del mundo, el MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas emplea innovadoras opciones de tratamiento para atender a pacientes con cáncer cerebral.

“Existen diversos tipos de cáncer cerebral, pero los tumores más comunes se conocen como gliomas y representan el 65% de los casos”, señaló la Dra. Marta Penas-Prado, profesora adjunta en el Departamento de Neurooncología y la División de Oncología del MD Anderson en Houston, Texas. “Los cánceres cerebrales que comienzan en el cerebro o cerca de él se clasifican como tumores primarios. Las metástasis cancerosas se localizan en el cerebro, pero se han extendido de otra parte del cuerpo. Los tipos de cáncer más comunes que se extienden al cerebro son el cáncer de mama y el de pulmón”, agregó la Dra. Penas-Prado.

De acuerdo con la Sociedad Americana contra el Cáncer, menos del 1% de las personas desarrollarán un tumor maligno en el cerebro, la columna vertebral o ambos, lo que representa a 1 de cada 150 hombres y 1 de cada 185 mujeres. Aunque se trata de un porcentaje pequeño, los cánceres cerebrales y de columna vertebral con frecuencia son complejos y desafiantes, y es importante que los pacientes reciban un tratamiento personalizado. “Cuando una persona es diagnosticada con cáncer cerebral o de columna vertebral, su médico debe analizar cuáles son las mejores opciones de tratamiento”, indicó la Dra. Penas-Prado. “El tratamiento depende de varios factores, incluyendo la ubicación y el tipo de tumor, así como el estado de salud en general del paciente”, añadió.

Los tratamientos contra el cáncer han evolucionado considerablemente para reducir el daño en las áreas sanas del cuerpo. Uno de esos tratamientos se denomina Brainsuite®, un sistema integrado de neurocirugía que permite brindar un tratamiento más preciso a los tumores complicados que se encuentran en zonas sensibles del cerebro. Este tratamiento es el avance más reciente en cirugía guiada por imágenes, pues permite ver el lugar del tumor en tiempo real mediante la obtención de imágenes intraoperatorias de resonancia magnética (iMRI). “Este tratamiento se emplea actualmente en pacientes con tumores que representan un reto debido a su tamaño o ubicación. Brainsuite también puede ayudar a reducir las complicaciones y la necesidad de realizar otras cirugías”, detalló la Dra. Penas-Prado.

Una historia de éxito, compartida por la Sra. Ana María Mondragón de la Ciudad de México, es un ejemplo de cuán importante es recibir un tratamiento personalizado que quizá no sea posible encontrar en otro lugar.

A los 32 años de edad, Ana comenzó a sentirse extremadamente mareada y, después de varias series de pruebas, se descubrió que tenía un tumor cerebral de 6 cm en estadio IV. “Mi médico calculó que me quedaban tres meses de vida y yo estaba muy preocupada porque tenía dos hijas aún en pañales. Además, acababa de enterarme de que estaba embarazada”, recuerda Ana. “Pensamos que nuestro bebé era una señal de que yo tenía que luchar con la enfermedad, por lo que mi esposo buscó tratamientos avanzados y encontró el Brain & Spine Center del MD Anderson”, señaló.

Ana explica que los médicos del MD Anderson le dieron esperanza a su familia y un plan de tratamiento personalizado que salvó su vida y la de su bebé. “Cinco años más tarde, nuestros amigos y familiares consideran que es un milagro que mi tumor haya desaparecido por completo y que nuestra hija y yo estemos completamente sanas. Nos dieron una segunda oportunidad y la agradecemos cada segundo de nuestra vida”, agregó.

El MD Anderson cuenta con especialistas enfocados únicamente en el diagnóstico de tumores cerebrales y de columna vertebral. Reúne a más de 70 médicos altamente capacitados de alrededor de 14 áreas, todos ellos dedicados a la atención e investigación de los tumores cerebrales.

El Brain and Spine Center del MD Anderson está comprometido con el diagnóstico y tratamiento de tumores (benignos y malignos) en el cerebro, la columna vertebral y la base del cráneo. Como uno de los programas más activos contra los tumores cerebrales y de columna vertebral en el mundo, el MD Anderson es pionero en el uso de nuevos tratamientos basados en descubrimientos obtenidos a través de investigaciones aplicadas, clínicas y básicas. “Estamos estudiando nuevas formas de prevenir y tratar los tumores cerebrales y de columna vertebral para brindar a los pacientes de todo el mundo un futuro lleno de esperanza”, señaló la Dra. Penas-Prado.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close