Noticias

50 años de amistad

La amistad franco-alemana permanece más viva que nunca, declararon los Embajadores de Francia y Alemania en México, la Sra. Elisabeth Beton Delègue y el Dr. Edmund Duckwitz, en el marco de la celebración del Cincuentenario del Tratado del Elíseo, que se llevó a cabo hoy en la Biblioteca de México “José Vasconcelos”.

Esta ceremonia celebra la firma el 22 de enero de 1963, por el Canciller alemán Konrad Adenauer y el Presidente francés Charles de Gaulle, del Tratado sobre la Cooperación Franco-Alemana, que selló la reconciliación entre los dos países. El objetivo de este Tratado, también conocido como Tratado del Elíseo, consistía en crear entre ambos pueblos una amistad duradera y favorecer la construcción de una Europa unida.

El Tratado del Elíseo nació de la visión de estadistas que supieron ver e ir más allá de las circunstancias dolorosas en las que ambos países se encontraban después de la segunda guerra mundial y el holocausto, expresó el Embajador Duckwitz.

Artículos relacionados

“La confianza entre franceses y alemanes sólo surgió cuando los dos grandes estadistas que fueron de Gaulle y Adenauer lograron convertir la reconciliación pactada en una verdadera amistad”, subrayó el representante alemán.

El impulso visionario que dieron el General de Gaulle y el Canciller Adenauer, cincuenta años después sigue produciendo cada día nuevos frutos, estimó por su parte la Embajadora Beton Delègue, recordando la cooperación que une ambos países en materia educativa, comercial e incluso de defensa.

“Francia y Alemania están unidas, finalmente, por sus valores comunes: la democracia, los Derechos Humanos, la justicia social. Se trata de valores que compartimos con México, y que enarbolamos juntos en los foros internacionales”, concluyó la Embajadora francesa.

A continuación, se anunció la creación del premio franco-alemán “Gilberto Bosques” de Derechos Humanos, que será entregado este año a una personalidad u organización mexicana.

Cónsul General de México en Francia durante la Segunda Guerra Mundial, Gilberto Bosques salvó a numerosos personas permitiéndoles huir de las persecuciones de las que eran víctimas. 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button