Noticias

Diseñan científicos células inmunes al VIH

Podría cambiar tratamiento farmacológico por terapia génica, aseguran investigadores

Por medio de “tijeras moleculares” que cortan y pegan una serie de genes resistentes al VIH en las células T, células inmunes especializadas dirigidas al virus del sida, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) han descubierto una nueva manera de diseñar las células claves del sistema inmunológico para que sean resistentes a la infección por el VIH, reveló un estudio publicado en la revista científica Molecular Therap
De acuerdo con Matthew Porteus, profesor asociado de Pediatría de la Universidad de Stanford, el genoma editado se realizó en un gen (CCR5) que el virus utiliza para conseguir entrar en la célula, mediante la desactivación de un gen receptor y la inserción de genes anti VIH para bloquear la entrada del virus, y por ende, evitar los daños al sistema inmunológico.
“Inactivamos uno de los receptores que utiliza el VIH para entrar y añadimos nuevos genes para proteger contra el VIH, por lo que tenemos varios niveles de protección, lo que llamamos apilamiento”, explicó Porteus, investigador principal del estudio, quien consideró que se puede usar esta estrategia para hacer que las células resistan los dos tipos principales de VIH.
De esta manera, el equipo de investigadores utilizó una técnica en la que una proteína (nucleasa de zinc) reconoce y se une al gen receptor CCR5. En esta ocasión la colocaron en una sección no dañada de ADN del CCR5 para romper la secuencia del ADN y mediante la adición de tres genes, crear varias capas de protección.
La incorporación de los tres genes de resistencia ayudó a proteger a las células de la entrada del VIH a través de los genes CCR5 y CXCR4, principales receptores del virus.
El VIH entra en las células T para engancharse a una de las dos proteínas de superficie conocidas como CCR5 y CXCR4. Algunas de los fármacos que se utilizan en el tratamiento trabajan para interferir la actividad de estos receptores y hay un pequeño número de personas portadoras de una mutación en CCR5 que los hace naturalmente resistentes al virus, como fue el caso del paciente de Berlín*.
Para el investigador, este nuevo enfoque de ataque al VIH es una forma de terapia génica a medida que podría acabar por sustituir el tratamiento farmacológico, ya que mediante este procedimiento se contiene al virus desde varios frentes genéticos.
“Proporcionar a una persona infectada con células T resistentes no curaría la infección viral. Sin embargo, se les proporcionaría un conjunto protector de células T para mantener a raya el colapso inmune que normalmente da lugar al sida”, afirmó Sara Sawyer, profesora asistente de Genética Molecular y Microbiología de la Universidad de Texas en Austin  y coautora del estudio.
Tras estos resultados se probará la estrategia en las células T procedentes de pacientes de sida, para luego pasar a la experimentación animal e iniciar los ensayos clínicos dentro tres a cinco años.
Redacción NotieSe

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close