Noticias

La Esquina del Blues y otras músicas:

 

Consternación en el mundo musical por la muerte del sonero Francisco Fellove “El Santo Negro”. Nacido en Cuba pero naturalizado mexicano, Fellove es una figura destacada en la música afrocaribeña.

Además de compositor, cantante y crooner, es innegable su importancia en el desarrollo de diferentes géneros bailables de la música cubana y sobre todo, a él se le debe la introducción del scat jazzístico en el son y la salsa.

El ska/mambo “El jamaiquino”, “Quimbombó con salsa”, “La fiesta no es para feos” y su clásico “Mango mangüé”, son algunos de los éxitos que le dieron fama internacional. Su estilo alegre y el manejo de su voz, son características que le dieron una personalidad única.

A lo largo de su vida tuvo la oportunidad de viajar por muchos países del continente americano. En Nueva York, alternó con grandes figuras de la música afrocaribeña entre los que pueden citarse a Tito Puente, Tito Rodríguez, Machito y Chucho Valdés.

En 2002 grabó una versión del tema “Walking on the moon”, interpretada por el cantante inglés Sting y en 2008, para celebrar su cumpleaños número 85, sus amigos le organizaron un homenaje en el salón de baile La Maraka, en la Ciudad de México. En esa ocasión le dedicaron sus actuaciones el Ensamble de Percusiones Afrocubanas de Miguelito Valdés, la Compañía de danza afrocubana de Luisito Martínez “El Indio”; la actriz Julia Marichal, el pianista Héctor Infanzón, el violinista Rolando Morejón, Los Pregoneros del Recuerdo, La Nueva Nostalgia, la Orquesta de Chemaney y la agrupación femenil Color del Son. 

Francisco Fellove Valdés nació en el Barrio Colón, en La Habana, el 7 de octubre de 1923 y falleció el 16 de febrero de 2013, en la Ciudad de México, donde vivió sus últimos años. Fue contemporáneo de Pérez Prado, Cachao, Mongo Santa María, Chano Pozo, Celia Cruz, Tito Puente, Niño Rivera, en cuya casa, a los 17 años compuso el que quizá fuera su más grande hit, “Mango mangüé”, aunque también cuando estuvo cerca de Niño Rivera creó “El jamaiquino”.

“El Santo Negro” o “El gran Fellove”, como muchos le conocían, llegó a México en 1955, por invitación de José Antonio Méndez, el autor de “La gloria eres tú”. Además de actuar en múltiples cabarets y en programas de televisión, grabó con el baterista mexicano Tino Contreras y el percusionista venezolano Batamba.  En el cine, tuvo participaciones entre las que destaca el filme “Escuela de Rateros”, en la que cantó “El jamaiquino”, así como en la última película de Pedro Infante, “El súper macho”.

Fellove fue uno de los iniciadores del ska en Cuba e inventó también el “chua chua”, una variante de scat. El término “scat” se refiere a una manera en la que la improvisación de la voz con sonidos onomatopéyicos y palabras simples crea el equivalente vocal de un solo instrumental.  A él se debe su incorporación en el son y la salsa. En el jazz este empleo de la voz era común para Cab Calloway, Ella Fitzgerald, Louis Armstrong, Carmen McRae, Dizzy Gillespie, con quienes seguramente ahora estará “descargando”, en una jam session, junto con otros músicos y artistas que se adelantaron. Descanse en paz.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close