Noticias

Alondra, el talento no pasa de moda

Poseedora de un gran talento y una multiplicidad camaleónica que le ha valido el triunfo en diversos géneros musicales en México y en Europa, superando las barreras del idioma. Después de un éxito avasallador en Latinoamérica durante los ochentas, varios discos de oro y el Billboard Latino, la cantante mexicana se retiró de los escenarios para cosechar su mayor éxito: su familia. Y tras 15 años de retiro, regresa con un enorme impulso que la hizo merecedora a la nominación al Grammy Latino y a premios internacionales a la música dance.

La versatilidad de Alondra como artista, madre, mujer y humanista, es el claro ejemplo de la capacidad de la mujer mexicana para diversificarse o como se dice coloquialmente “al son que me toque bailo”, pop, rock, dance, cumbia, tango o balada. Y en su regreso a la tierra que la vio nacer, al margen del Día Internacional de la Mujer, compartió con nosotros un poco de su experiencia.

¿En qué momento descubres tu pasión por la música?

Desde que tengo uso de razón. Por las fotos que he visto, desde los 3 años ya me ponía las zapatillas de ballet de mis hermanas ¡y no me las quitaba nadie! A los 5 años ya participaba en los programas infantiles de la época “Estrellas Infantiles Toficos” y “El Club Quintito con el Tío Gamboín”

Mi hermano Armando tenía apenas 10 años y tenía un grupo musical llamado “Los Sunny Boys” y éramos unos niños muy solicitados en los parques infantiles como “Fantasilandia” y en programas infantiles como “Wonderlandia” con Janett Arceo Y Genaro Moreno.

Con una larga lista de éxitos, enfrentaste una de las encrucijadas que cada vez más mujeres afrontan “la carrera o la familia” ¿fue difícil la decisión de descansar de los escenarios?

No, no fue tan difícil para mí tomar la decisión, ya que vengo de una familia muy grande y mis padres siempre nos inculcaron lo importante que es la familia. Cuando me di cuenta de que mi hija sufría más cuando se iba su nana de vacaciones a su pueblo, que cuando me iba yo a una larga gira de presentaciones… (me di cuenta de lo importante que es el estar ahí siempre para mis hijos (por lo menos dormir en casa todas las noches), el darles la seguridad de que ¡mamá estaba ahí siempre!

No cabe duda que el disfrutar de la familia es siempre un acierto, pero antes de la propuesta que recibiste en el 2000 ¿habías pensado en volver a la música?

Sí lo pensaba, pero no me atrevía a intentarlo, siempre sentí esa atracción por volver a los escenarios, al contacto directo con la gente y sobre todo con la música; temía que la gente ya no se acordara de mí y veía muy difícil y tedioso volver a empezar.

Después de quizá muchas expectativas, ¿cómo fue el retomar la carrera musical y ser recibida con la nominación a un Grammy?

Después de haber estudiado varias propuestas, recibí la propuesta del productor Gerardo Alton Ortega y me fue prácticamente imposible rechazarla, lo consulte con mis dos hijos, que ya estaban a punto de ir a la universidad, y los dos me alentaron a retomar mi carrera y así hacer lo que más me gusta hacer que es cantar, mientras ellos ya estaban luchando por sus propios sueños, y con unas bases sólidas que habíamos construido juntos.

En esa época el mercado del género regional mexicano estaba en pleno auge y me propuso una producción con grandes compositores y músicos como Ramón González Mora y Danny Zapata, una mancuerna que era prácticamente ¡una garantía al éxito! Ese álbum marco mi regreso y me dio la nominación al Grammy Latino como mejor álbum del año (en la categoría regional mexicano), un sueño que me había faltado por cumplir.

Has sido reconocida con grandes distinciones durante tu carrera, entre ellas la de la Sociedad de Herencia Hispana, como la mejor intérprete del año, ¿tú en quién te inspiras? ¿A quién admiras?

Desde niña sentí una gran admiración por Angélica María, Rocío Durcal, Estela Nuñez y Manoella Torres, a quienes después, con el tiempo, tuve la oportunidad de conocer y hasta alternar con ellas en algún programa de televisión, estrechar sus manos y decirles “gracias por haber sido una gran inspiración para mí.”

¿Qué hace falta, además de muchísimo talento, para triunfar en tan diversos géneros musicales, y más aún en el mundo de la música electrónica, predominantemente conquistado por varones?

Siempre me han gustado los retos, por eso pude incursionar en el género regional mexicano, habiendo sido reconocida como artista del género pop, y cuando Gerardo Alton me propuso intentar en el género electrónico, me inquieto muchísimo la aventura. Ya cuando empecé a grabar ese género, era de las pocas artistas en el mundo grabando dance ¡y mucho menos en español! Fue un verdadero reto, pero la música dance es de mis favoritas porque ¡me encanta bailar!

¿Qué experiencia conservas de tu labor con la UNICEF?

Siempre ha sido muy gratificante para mi ayudar, dentro de mis posibilidades, a organizaciones que lo solicitan, ya sea donando parte de las regalías o participando en conciertos para entidades no lucrativas y de ayuda, sobre todo a los niños.

¿Qué retos como mujer se enfrentan al ser imagen de México en el mundo y cómo combinarlo con la vida familiar?

Hace 25 años que me fui de México, desde entonces he tratado de dar la mejor imagen como mujer mexicana que ha luchado por salir adelante con dos hijos en el extranjero, al mismo tiempo inculcándoles el amor por nuestro país, nuestras raíces y cultura, para que asimismo ahora que son grandes y ambos profesionales puedan proyectar el mismo amor por nuestro México en donde ellos se desarrollen profesionalmente. Mi hijo Chris en Austria y mi hija Valerie en la Universidad de Princeton.

Regresas a México con “Titanio”, un regalo con motivo del Día Internacional de la Mujer, cuéntanos un poco de dónde surge la idea de está colaboración con David Guetta.

Otra idea que surge de Gerardo Alton, que es el que ha guiado mi carrera desde mi regreso con decisiones muy acertadas. Ya que él es otro apasionado de la música electrónica, buscó la oportunidad de grabar siempre con los grandes del género y, gracias a esas ganas de conquistar el mercado en español, me propuso escribir las letras de los temas más sonados de DJ’s de fama mundial, como Tiesto, Greek Panagui, DJ Sash, Deep Dish y David Guetta, entre otros.

Esta incursión en la música electrónica me ha dado en dos ocasiones ser nominada en los premios más importantes de la música electrónica IDMA (International Dance Music Awards). Y quise regalar “Titanio” para el Día de la Mujer porque la letra que escribí para este tema habla de la fuerza “Titanio” que debemos tener las mujeres ante un hombre que nos quiera maltratar el corazón, de que no debemos tener miedo a enfrentarnos y decir “me resisto a permitir que me lastimes”, es el revelarse al maltrato emocional que recibimos las mujeres, y que aceptamos inconscientemente porque hemos sido educadas así ¡por generaciones! En esta canción expongo el valor a decir “anda, lastímame si puedes, resistiré porque ya no soy débil, soy de titanio, soy mujer”.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close