Noticias

Celeste Sáenz de Miera, periodismo comprometido con la sociedad

 

Una larga trayectoria precede a Celeste Sáenz, que se ha abierto paso intachablemente en el periodismo, conservando siempre un sentido social. La valiente periodista es conductora titular del programa de radio “Voces del Periodista”, donde aborda sin tapujos nuestra actualidad de forma crítica y con análisis de fondo; su compromiso con la verdad lo plasma también como Directora General de Información del periódico homónimo, además de ser pieza esencial del Club de Periodistas, Presidenta de la Fundación Antonio Sáenz de Miera Fieytal, I.A.P. y miembro de la Legión de Honor Nacional, donde se le distingue por su labor en la cultural, el periodismo y por su incansable trabajo por las causas sociales.

¿Cuáles han sido los mayores obstáculos que ha tenido que superar como mujer periodista?

Artículos relacionados

Ha habido problemáticas y obstáculos tanto dentro como fuera del gremio, que paradójicamente, parte del impulso que he tenido también ha venido del propio gremio. Nos toca vivir un gran reto porque ha habido cambio de paradigmas en muchos sentidos y tenemos que cambiar la manera de asumirnos como personas y como comunicadoras, sin comprometer nuestra libertad de pensamiento, defendiendo nuestro criterio.

¿Considera que la visión femenina influye de manera distinta en el periodismo?

Claro. Y aunque somos seres complementarios, sé que tenemos mucho avanzar aún en el marco legal. En la parte esencialmente femenina, está científicamente comprobado que el cerebro femenino articula los dos hemisferios y, esa interacción entre los lóbulos hace que la parte racional no deje de lado la parte emocional; y lo que llamamos sexto sentido contribuye a que la mujer se involucre con lo que vive, en el sentido de no permitir que se asesine la capacidad de asombro, no sólo la propia, sino a través de un buen escrito, de una buena forma de relatar, acercar siempre el conocimiento pero muy amalgamado con las emociones. Somos seres pensantes, pero somos seres que sentimos.

¿Cuáles diría que son las bases para ser una buena periodista? Y ¿qué se sacrifica en el proceso?

Las mismas que para cualquier ser humano: valorar el compromiso que se tiene, sabernos útiles a la sociedad y ese respeto que debe existir no solamente en una mujer, sino en todo ser humano. Adicionalmente, un periodista debe ser un servidor social en búsqueda de la verdad, porque la información también es un arma, no convencional, donde se utiliza la palaba.

Una mujer sacrifica mucho más que un hombre en tiempo, porque es natural para una mujer, por cuestiones culturales, el velar por su casa y sus hijos, “debe” hacer las actividades “propias”, esto entrecomillado porque de la misma forma está capacitado un hombre que una mujer, pero hemos duplicado el trabajo. Como mujer sacrificas tiempo de familia, por lo que se debe poner especial atención en la comunicación con los hijos.

¿Una mujer periodista debe redoblar cada esfuerzo de un hombre para lograr ser tomada en serio?

Menos cada día. Desafortunadamente muchas de las veces te ven primero como mujer y luego como persona. Te dan la connotación sexista, por misoginia, falta de cultura, por complejos y por abuso de la falta de equidad en muchos aspectos. Sin embargo, muchas veces son las propias mujeres las que se imponen los límites o las que discriminan a otras mujeres, independientemente de los caballeros.

¿Cuáles han sido las mayores satisfacciones que ha obtenido en la profesión?

Sentir que puedo hacer algo por la gente. Cuando abres espacios a la gente y sabes que le has sido de utilidad; en problemáticas sociales, en dar espacios alternativos a la gente sin voz, a quienes tienen menos posibilidades de ser escuchados. Es una gran satisfacción y he tenido experiencias muy agradables.

¿Qué significan para usted el Club de Periodistas de México y la Posada del Periodista?

El Club de Periodistas de México es un espacio de pluralidad, que facilita el periodismo de frente a la sociedad. Significa responsabilidad social, un ágora pública, donde se ha luchado por espacios con equidad, acceso a ser escuchado, una apertura de medios de accesibilidad a la pluralidad en la comunicación.

La Posada el Periodista es el sueño más grande de Don Antonio Sáenz de Miera, es abrazar la historia, el poder ser justos con aquéllos que han dado su vida al periodismo y que muchas veces no tienen eco a lo que ha significado su esfuerzo. La Posada del Periodista es un lugar de compañía, es la calidez de la recepción, el sentido de pertenencia, el poder sentir que somos corresponsables con quienes nos antecedieron.

¿Es un gran orgullo o una gran responsabilidad el ingresar a la Legión de Honor Nacional?

Más que orgullo es gratitud. Agradezco que se me haya tomado en cuenta porque estoy segura que hay muchas personas que lo merecen, y el que me consideren digna de pertenecer lo agradezco enormemente. Y debo de corresponder con acciones, no debo de ser estática, por lo tanto es un reto, es un compromiso y es un honor.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button