Noticias

Prevención primaria en cuestión de colesterol

Mucho hemos escuchado sobre “bajar el colesterol”, que el exceso de colesterol malo tiene complicaciones severas, aunque ciertamente no preocupamos por prevenir este mal, muchas veces hasta que ya es demasiado tarde.

Ahora bien, podemos hablar de dos tipos de colesterol: el colesterol malo, que se deposita en la pared de las arterias y forma las placas de ateroma, y el colesterol bueno, que transporta el exceso de colesterol al hígado para que sea destruido. Y pese a que generalmente asociamos ciertas enfermedades a los años, el proceso de acumulación de colesterol en las arterias comienza durante la infancia, por lo que es básico un estilo de vida adecuado que incluya una dieta sana y ejercicio, especialmente en los niños con antecedentes familiares.

La mayoría de padres probablemente no se plantean que sus hijos puedan tener el colesterol alto ni qué implicaciones podría tener ese hallazgo. Pero tener el colesterol alto es uno de los principales factores que predisponen a desarrollar enfermedades cardíacas y apoplejía, las investigaciones médicas muestran que muchas enfermedades cardiovasculares tienen su origen en la infancia, y con el incremento de la obesidad infantil, cada vez hay más niños que corren el riesgo de desarrollar este tipo de enfermedades.

Así, como sociedad empezamos a poner atención en el cuidado de nuestra salud, en prevenir padecimientos y no sólo buscar la cura cuando ya lo padecemos, pero no es para menos, pues también como sociedad enfrentamos problemas grandes de salud pública, entre tantos, el de la obesidad, que se ha regado como epidemia en los mexicanos, abundantemente, en la población infantil.

Es así, que saltan a relucir nuestras cifras también en cuanto a colesterol alto, que aunque no es exclusivo de personas con sobrepeso, sí es un factor que favorece esta afección. De tal suerte, que con gusto recibimos noticias sobre la colaboración entre el sector público, privado y médico, para contrarrestar los padecimientos que aquejan a nuestra sociedad.

En este espíritu, de la unión de voluntades de la medicina y de una empresa con responsabilidad social como ACH Foods México, descubrimos que podemos cuidar la salud alimentándonos correctamente, sin necesariamente sacrificar el sabor.

De esto nos habló en conferencia un reconocido Cardiólogo Intervencionista, el Dr. Ricardo Jáuregui Aguilar, Miembro Titular de la Sociedad Mexicana de Cardiología, la Asociación Nacional de Cardiólogos de México, la Sociedad de Cardiología Intervencionista de México y de los Consejos Mexicanos de Cardiología y de Medicina Crítica, quien además ha publicado 84 trabajos científicos y dos textos de Cardiología, y que con su amplia experiencia (32 años de práctica privada en Cardiología) colabora con ACH Foods México en este esfuerzo por la salud del corazón de los mexicanos.

Así, avalado por la Fundación Mexicana del Corazón, Aceite Capullo lanza su más reciente innovación: Capullo Pro-Cardio, adicionado con Cardioesteroles (fitoesteroles) naturales, por lo que es el primer aceite comestible que contribuye para disminuir los niveles de colesterol en la sangre. Capullo Pro Cardio  a base 100% de canola, conserva el sabor y desempeño, al que suma el beneficio funcional para reducir los niveles de colesterol en la sangre de nuestras familias bocado a bocado.

“Capullo Pro-Cardio representa un paso más dentro de la oferta de soluciones de la marca y la categoría pues hasta ahora, la marca se ha ubicado en una dimensión preventiva; sin embargo, el lanzamiento de Capullo Pro-Cardio va más allá y contribuye, junto con una atención médica y un estilo de vida saludable, a la disminución de niveles de colesterol en la sangre. Esto nos enorgullece y ratifica el conocimiento del consumidor y del producto por parte de la marca Capullo”, comentó Silvia Suárez, Directora de Mercadotecnia de ACH Foods México.

Ciertamente nos preocupamos por cuidar nuestros niveles de colesterol en la sangre, aun a ciegas sobre sus riesgos, es así, que vale mencionar algunas de las posibles complicaciones que conlleva, como: ateroesclerosis, hepatopatías, enfermedad vesicular, cardiopatías reumáticas, isquemia, infarto de miocardio y accidente cerebro vascular, entre otras. En México, el infarto al miocardio es la primera causa de muerte, y la primera causal de cirugía al corazón son las cardiopatías reumáticas.

Pero poniéndolo en cifras, 18 millones de personas en el mundo mueren cada año por problemas del corazón, el 14% de los menores de 30 años tienen el colesterol alto en la sangre, el 46% de los mayores de 30 años padecen colesterol alto en la sangre, el 60% de las personas que se infartan tienen el colesterol alto, hay en México más de 35 mil muertes al año por infarto.

Estructuralmente el colesterol alto también tiene sus complicaciones, pues en el Valle de México sólo en 22 instituciones tienen la infraestructura y personal para atender un infarto, esto en horas hábiles, pues entrada la noche, sólo se cuenta con este servicio en ocho, aproximadamente. Sin embargo, esto no es poco sin consideramos que atender a un paciente de infarto cuesta alrededor de 22 mil pesos al día, si es que no hay complicaciones.

Es así, que nada mejor para la economía familiar (y de la nación), que prevenir estas afecciones, que merman la calidad de vida de quien las sufre y llegan a ser fatales. Y, en palabras del Dr. Jáuregui, “Porque como se dice correctamente, somos lo que comemos, debemos mejorar nuestros hábitos alimenticios”, y Capullo Pro-Cardio nos ofrece una opción que sin duda alegrará el paladar mientras protege nuestra salud.

www.capullo.com.mx

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button