Noticias

Tu bebé tiene derecho a una prueba de Tamiz Auditivo Neonatal

Actualmente la Ley General de Salud establece que todo recién nacido tiene derecho a una prueba de Tamiz Auditivo.

“Los niños que nacen con problemas auditivos y no reciben el tratamiento adecuado, nunca adquieren el lenguaje hablado”. Dr. Gonzalo Corvera, Dir. del Instituto Mexicano de Otología y Neurotología. 

La sordera es la anormalidad congénita más común del recién nacido; según el Instituto Mexicano de Otología y Neurotología entre 2 y 3 niños de cada mil, nacen con problemas severos a profundos de audición; en estos casos, no es posible solucionarlos con el uso de auxiliares auditivos convencionales. La sordera al nacimiento se debe principalmente a la genética y malformaciones congénitas no genéticas, también puede aparecer por problemas durante el parto y después del nacimiento por causas infecciosas; una forma de diagnosticarla es por medio de la prueba de tamiz auditivo neonatal.  

Artículos relacionados

El tamiz auditivo es una  prueba que se realiza cuando nace el bebé o durante la primera semana de vida, por medio de ella es posible saber si está escuchando normalmente o no; no causa dolor y debe efectuarse a todo recién nacido sin excepción. “Cuando un bebé “reprueba” el tamiz auditivo, debe ser enviado a centros de referencia para confirmar la afección y establecer el plan de tratamiento”, afirmó el Dr. Gonzalo Corvera Behar, Director del Instituto Mexicano de Otología y Neurotología (IMON), quién agregó que en dicha institución  se realizan pruebas confirmatorias, posteriores al tamiz auditivo.   

Mencionó además, que en el Instituto se recomienda esta prueba desde 1998, sin embargo junto con otros grupos y a través de la oficina de vinculación ciudadana de la Secretaría de Salud lograron que este principio fuera considerado por la ley, así fueron publicadas en febrero del 2005 en el Diario Oficial de la Federación, las modificaciones al inciso IV y V del  artículo 61 de la Ley General de Salud, estableciendo que todo recién nacido tiene derecho a que se evalué tempranamente su capacidad auditiva y a que se le brinde el tratamiento en forma oportuna. 

Para llevar a cabo el Tamiz Auditivo Neonatal, pueden utilizarse dos tipos de pruebas, ambas con resultados similares: la prueba de “Otoemisiones acústicas”,  se coloca una pequeña oliva en el conducto auditivo del bebé recién nacido, es como un audífono de MP3; el aparato detecta sonidos producidos en el oído interno que solo aparecen si la función del oído es normal. En la otra prueba existente, además de la oliva en el conducto se adhieren electrodos a la piel y se detectan los potenciales eléctricos causados por la audición. Ambas pruebas son equiparables en sus resultados. 

Identificar esta discapacidad es muy importante, según el Dr. Corvera, los niños que nacen con problemas auditivos y no reciben el tratamiento adecuado,  nunca adquieren el lenguaje hablado, de ahí el término incorrecto “sordomudo­”; por lo tanto la sordera no solo dificulta comprender lo que otros dicen, también impide que otros comprendan lo que el afectado quiere decir. El resultado es aislamiento social, se obstaculiza terriblemente el proceso de enseñanza/ aprendizaje; la mayoría de las escuelas rechazan a los niños con sordera y los adultos difícilmente logran trabajos bien remunerados. Comenzar el tratamiento a tiempo puede evitar las anteriores complicaciones sociales. 

“Es importante que los padres de familia exijan la prueba de tamiz auditivo neonatal al nacimiento del bebé, es un derecho, no duele y puede prevenir diversos problemas de desarrollo en el infante, consecuencia de no poder escuchar”, destacó el especialista, quien además mencionó que aun cuando se haya hecho el tamiz auditivo neonatal, hay niños que pierden la audición tiempo después del nacimiento, de este modo es importante que los papás vigilen el desarrollo auditivo y de lenguaje del infante y ante cualquier duda lo atiendan en un centro de referencia; cabe destacar que se presentan más de 40 millones de episodios de otitis media en escolares y preescolares por año, según datos del IMON. Acerca del Instituto Mexicano de Otología y Neurotología 

 

 

Instituto Mexicano de Otología y Neurotología, S.C.

 

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button