Noticias

IPN

 

  • Del 18 de julio de 2012 a la fecha, el Instituto Politécnico Nacional ha otorgado a los trabajadores de base de esta casa de estudios, 331 Licencias de Paternidad o Adopción
  • A los nuevos padres politécnicos se les imparte el curso-taller Paternidad-Es, que promueve una paternidad responsable, amorosa, participativa, igualitaria, de disfrute y acompañamiento de sus hijas e hijos

 

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) se constituyó en la primera institución de educación superior del país en otorgar la Licencia de Paternidad o Adopción, que consta de 13 días hábiles con goce de sueldo, y desde el 18 de julio de 2010 a la fecha, se han beneficiado 331 trabajadores de base de esta casa de estudios.

Asimismo, a los nuevos padres politécnicos se les imparte el curso-taller Paternidad-Es, que promueve una paternidad responsable, amorosa, participativa, igualitaria, de disfrute y acompañamiento de sus hijas e hijos, informaron Martha Patricia Tronco Rosas, Directora de la Unidad Politécnica de Gestión con Perspectiva de Género, y Hugo Castillo Fernández, encargado de la Dirección de Capital Humano del IPN.

Durante la conferencia Política Pública y Paternidad, efectuada en la Sala de Consejo Consultivo de la Dirección General del IPN, Castillo Fernández subrayó que con la Licencia de Paternidad o Adopción, el Politécnico promueve una mayor participación de sus trabajadores en actividades encaminadas a una paternidad responsable.

Con ello, agregó, esta casa de estudios también desalienta creencias y conductas basadas en estereotipos de género; todo enmarcado en los esfuerzos que el Politécnico realiza a favor de la equidad entre hombres y mujeres.

El encargado de la Dirección de Capital Humano del IPN refirió que hasta diciembre de 2012, el total del personal que labora en el Politécnico era de 27 mil 452 personas, de las cuales 15 mil 624 -56 por ciento- son hombres y 11 mil 528 -44 por ciento- son mujeres.

“Tenemos un importante crecimiento en la incorporación de plazas docentes y no docentes para el sexo femenino,  por lo que en breve estaremos muy cerca de contar con la mitad, sino es que un mayor número de mujeres empleadas en el Instituto, resultado de una muy clara política encaminada a garantizar la equidad e igualdad entre ambos géneros”, indicó.

A su vez, Martha Patricia Tronco Rosas, Directora de la Unidad Politécnica de Gestión con Perspectiva de Género, destacó que como parte de una política institucional integral, se les brinda a los nuevos padres politécnicos un espacio de sensibilización a través del curso-taller Paternidad-Es, que promueve una paternidad responsable, amorosa, participativa, igualitaria, de disfrute y acompañamiento de sus hijas e hijos.

Explicó que en el curso taller se abordan conceptos básicos de género, la construcción social de la identidad masculina, tipos de paternidad, modelos alternos de paternidad, así como habilidades y valores en la corresponsabilidad, tanto en el hogar como en la crianza con las y los hijos, entre otros temas, que pretenden promover la vinculación emocional y responsable del padre a lo largo de la vida de sus hijos e hijas desde el nacimiento.

Mauricio Merino Huerta, del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y presidente de la Asamblea Consultiva del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), aseguró que toda discriminación es una forma de violencia, y cada vez que se comete cualquier tipo de violencia entre los integrantes de una misma comunidad, acaba generando daños para sí misma.

Al dictar la conferencia magistral La Tercera Mujer, título que retomó de la tesis del escritor francés Gilles Lipovetsky sobre de la revolución de lo femenino a lo largo del tiempo, el investigador del CIDE señaló que con la evolución de la sociedad, surgió un tipo de mujer que ha adquirido el poder de gobernarse a sí misma.

“Dejó atrás a dos modelos anteriores: la primera mujer nacida en los albores de la humanidad, totalmente desvalorizada y despreciada, salvo por la maternidad, y a la segunda mujer que surgió durante el Renacimiento, como una criatura celeste y musa inspiradora que, sin embargo, no invalidaba su posición social, puesto que este estatus sólo lo podía conseguir si era hija, madre o esposa de algún hombre encumbrado”, relató.

Merino Huerta citó que la tercera mujer ya es parte de la realidad global que impacta actualmente los ámbitos social y político; sin embargo, dijo que en México todavía existe resistencia, porque aunque las féminas hacen un gran esfuerzo por cumplir un rol de independencia, siguen marginadas y discriminadas en los ámbitos familiar, social y laboral.

“De acuerdo con cifras del Conapred, en los últimos años se han sumado ocho millones de mujeres trabajadoras que no tienen seguridad social; 25 millones más de mujeres que hombres se encuentran en situación de pobreza; sólo 51 por ciento de ellas obtienen ingresos iguales que los hombres y negarle estos derechos a las mujeres es una verdadera tontería porque como país perdemos fuerza de trabajo, ingresos y dignidad masculina”, señaló.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close