Noticias

Guasp detrás del cartón

Acompañado del dibujante Luis Xavier, el pasado miércoles 17 de junio nos encontramos al flamante, ingenioso y sobre todo profesional caricaturista Alfredo Guasp Alpuche. Nacido el 10 de octubre de 1953 en el Distrito Federal, con más de 36 años de trazos y humor, el orgulloso vástago del dibujante Ernesto Guasp, famoso por ilustrar los carteles de las películas del cómico Tin Tan en la mera Época de Oro del Cine Mexicano, Guasp nos compartió en exclusiva para MundodeHoy.com los orígenes, el recorrido pero, sobre todo las experiencias que ha tenido como cartonista editorial a lo largo de estos años.

Cabe destacar que Alfredo Guasp es un hombre con un gran humor, que se caracteriza por su trazo desenfadado, sencillo, a tinta y pincel que en apariencia parece simple pero, que es sumamente complejo en el contexto. Influenciado por su padre, los cartones de Alfredo muestran un estilo muy “picassiano” es decir, de un solo golpe, de una sola línea al hacer los personajes pero, siempre destacando por su originalidad y creatividad.  

“Mi padre, caricaturista valenciano, llegó a México con un grupo de exiliados españoles en 1939. Antes de la Guerra Civil en España, trabajo durante muchos años, desde muy joven, en periódicos de aquel país, antes del franquismo. Y fíjate que tuvo mucho éxito, fue fundador de muchas revistas que aún son recordadas como: La “B Negre” que era “El borrego negro” y otra que era la Escala de la Torrasa, revistas satíricas  que se metían con la política. Pero empieza el Franquismo y él se viene como refugiado español, se vino en un barco llamado “Ser Papito”, que era un barco portugués, Y como ya habían venido algunos españoles y estaban  colocados en puestos digamos claves en la industria del cine en la industria periodística, pues fueron cobijando a todos sus cuates. Por esa razón mi padre pudo iniciar una destacada carrera en publicaciones editadas en la capital de la república y gracias a Dios por estoy aquí platicando” declaró entre risas el chilango Alfredo Guasp al preguntarle de sus orígenes.

Artículos relacionados

P: Platícanos un poco de tu trayectoria ¿Cómo empezó Alfredo Guasp?

Yo empecé hace 34 años publicando en una revista de Rock que se llamaba Conecte en 1976; allí hice mis primeros “pininos” haciendo posters de los rocanroleros de la época, ya sabes los Rolling Stones y todos los demás, conforme fue pasando el tiempo me fui interesando en el periodismo político y poquito a poco fui buscando chamba por algunas revistas pequeñas, hasta que ya tuve la oportunidad de trabajar en Novedades en 1984 y duré hasta que el periódico cerró.

En Novedades, por mi trayectoria,  tuve la fortuna de recibir el Premio Nacional de Periodismo 1997-1998, último premio que tuvo Novedades y uno de los pocos que obtuvo en el rubro de caricatura.

Así mismo, estuve colaborando en la revista de la Sociedad Mexicana de Caricaturistas llamada Rayas y en la Pistola, publicación que tenía a su cargo Ramón Garduño quien trabajó también muchos años en Ovaciones. Igualmente trabajé para una revista que dirigía el caricaturista Maríno que era de Excélsior, llamada Rhumor, pero realmente casi siempre me dedique a la caricatura del periódico Novedades.

En contadas ocasiones algún amigo nos pedía, a varios compañeros, algún folletito sobre trabajos o sobre obras pero eran colaboraciones muy esporádicas. 

Alguna vez también colaboré en Mexameris, una revista de música, pero fue una revista que duro casi nada, como medio año nada más.

wasp_849073142.gif

P: ¿Qué te motivo a desenvolverte dentro de la caricatura?

Yo salí de la prepa 6 “Antonio Caso” ubicada en Coyoacán en 1969,  y lo que realmente quería hacer era Músico, me gustaba mucho el Rock, me gustaba mucho el Blues y mi idea principal era eso. Siempre dibuje, siempre tuve el gusanito del dibujo por mi papá, pero tú sabes perfectamente que en ese entonces ser rocanrolero era terrible, era irse a pasar hambres, sólo los grupos muy heroicos, que siguen hasta ahorita, podrían sostenerse. Entonces decidí empezar en el dibujo y hacer mis “pininos” influenciado por mi papá, fui practicando y realmente la política no me interesaba, yo lo que quería hacer era ilustración de los Rolling Stones, de los Rockeros o de los artistas de la cultura. Así es como empiezo a iniciarme, voy y pido chamaba allá en Conecte, que era una de las últimas revistas de Rock que hubo, por allá del 1975 o 1976. Entonces de allí para el real, dure varios años allí, haciendo caricaturas de los músicos.

Algunas de mis caricaturistas de los rockeros tuvieron cierto éxito, pero también me llevaba muchas mentadas porque había chavos que no les gustaba que caricaturizaran a sus héroes. Por ejemplo, cuando caricaturice a Kiss, nombre se me hecho la banda encima. Dice entre risas

Posteriormente a eso, me empecé a interesar por la política, empecé a hacer mis “pininos” en revistas diversas hasta que llega el momento, en  el 83´u  84´, de entrar a Novedades, picando piedra. Llego al periódico, empiezo a hacer una columna llamada “la Grilla”, que salía todos los días, y yo emprendo  el cartón editorial los sábados. Así pasaron muchos años hasta que muere Alberto, que era uno de los caricaturistas de planta en Novedades y entonces sin preguntar me lancé, envié mi cartón y de allí para el real, ya ocupaba yo el puesto de caricaturista editorial, dos o tres años antes de que cerrara el periódico.

P: ¿Qué nos puedes decir de tu experiencia en la Lotería Nacional?

Dentro de la Sociedad Mexicana de Caricaturistas algún día tuvimos contacto con el Director de la Lotería Nacional, y él tuvo la idea de sacar en los billetes de lotería las efigies de algunos caricaturistas y por suerte me tocó a mí ser personaje de algunos de los billetes. En dicha colección, realizada en 1998, se encontraban personajes como: Rafael Freire, Ernesto Guasp, Cabral y algunos otros compañeros de mi generación y otros más jóvenes, que la verdad ahora no recuerdo muy bien.

P: ¿Qué experiencia te deja la Caricatura?

En mi experiencia, después de tantos años en la caricatura, te puedo decir que los temas son inagotables y además cíclicos. Tú estas oyendo hablar de gasolinazos, pero los gasolinazos los sufrimos desde hace siglos, es una cosa antiquísima, y como sabes sube la gasolina y sube todo. Y desde luego situaciones de injusticia social, de gente inconforme, el tema de los maestros es también una cuestión que por muchos años se ha dado.

Dentro de los años 80´s me tocó caricaturizar a Fidel Velásquez, que era un personaje muy socorrido porque en esa época la dinámica de la información no era tan rápida y tan violenta como ahorita, había semanas o días que no había gran nota, entonces nos agarrábamos sobre Fidel Vásquez o sobre el tema ambiental.

Una vez el propio Fidel nos comentaba, en una comida que tuvimos, que podría tener bodegas llenas de cartones, porque yo creo que fue el personaje más caricaturizado de México en aquellos tiempos. Como después lo fue Salinas de Gortari; porque además eran personajes, cualquier caricaturista te lo puede decir, sencillos.

P: ¿Entonces hay personajes más difíciles de caricaturizar?

Pues mira, te puedo decir que ahorita el personaje del Presidente Peña Nieto, es muy difícil, ¿por qué?; por su calidad de que es un hombre joven, digamos, bien parecido. Lo único que se tiene es el copete, pero de lo que se ayuda un caricaturista es de exagerar los rasgos, y ¿cómo le exageras lo bonito a Peña Nieto? Otro personaje que era difícil fue el profesor Hank, en aquel entonces era terrible y hasta caricaturistas  ya de mucho peso, de mucha trayectoria y además buenos dibujantes, sufrían mucho para hacer el parecido del Profesor Hank.

Con Salinas sólo hacías dos circulitos los ojos de chino y ya estuvo, pero hay otros personajes que son un poquito más complicados pero, cómo en todo con la práctica vas logrado truquitos, vas logrando mañas y los haces.

Ayer un amigo  nos estaba platicando que quiere hacer unas playeras con las figuras de Obama y de Peña Nieto pero como calaveras, y bueno de por sí Peña Nieto es un personaje difícil, Obama no tanto, pero nuestro presidente sí y luego hacerlo en calavera esta algo complicado, pero bueno es un reto del que creo podríamos salir.

P: ¿Qué proyectos tienes en este momento?

En este momento hay muchísimos proyectos, desde luego retomar un poco la cuestión de la caricatura política en medios impresos, pero también tenemos otro tipo de proyectos hacia caricaturas en revistas de personajes de la literatura, personajes de la cultura, roqueros, es como volver un poquito al principio, al origen. 

Regreso al rock, el rock nunca se fue, el rock siempre ha estado, muchas de mis caricaturas que hice en la editorial de Conecte a lo mejor ya ni existen; aunque me gustaría recopilar todas mis obras, juntar a todos esos roqueros pero hacer una edición 2013, para ver que tanto hemos mejorado pero, muchos de esos trabajos se perdieron aunque sería bueno.

También gustaría hacer una exposición con la temática del Rock, o hacer el intento en una revista actual como de Rolling Stones o como aquella de La Mosca que les interesa la caricatura. Eso sí, tengo que decir que actualmente hay muchos chavos jóvenes que ¡No, hombre! dibujan sensacional, en las generaciones que les gusta el Rock hay buenos ejemplos de buenas caricaturas.

P: ¿Qué nos puedes decir de la innovación digital?

Fíjate que en cuanto a lo digital parezco dinosaurio, yo soy un poquito de la viaja guardia me gusta agarrar el pincel, las pinturas, el lápiz y recrearme con él.  Sin embargo, creo que la tecnología es una buena herramienta para hacer muchas cosas, especialmente para darle una variedad a la caricatura.

P: Platícanos una anécdota que tengas con tus cartones  

Te voy a platicar algo gracioso…

Un día llego el Jefe Editorial del periódico, me llama y me dice: “Oye Alfredo, nos hablaron los de Grupo Provida, el grupo de seguros, que tú te estas metiendo con ellos. -¿Yo? No. Yo hice un cartón de grupo Provida pero que dirigía Limón” contesté. Jorge Serrano Limón era un tipo fascista que estaba en contra del aborto, estaba en contra de todo lo que fuera cosas progresistas. Entonces me dice: “Oye entonces tienes que hablarles porque yo no los convenzo”.  Y tuve que hablarles y decirles: “Oye contigo no va la onda es con este Limón, contigo no”.

 Esas cosas, esos malos entendidos que luego suelen suceder son comunes, estaba joven y me agarraron un poco descuidado porque yo decía: “No ¿por qué?, yo no tengo que hablarles para nada si les queda el saco que se lo pongan”.

Realmente la confusión fue porque coincidía el nombre del Grupo Provida, que era un paquete de seguros de vida,  con el nombre de la asociación esta fasistoide cuyo líder de apellido Limón, personaje sumamente nefasto. Entonces de seguro alguien dentro de la agencia de seguros se sintió ofendido y por quedar bien le reclamaron al periódico. Pero bueno allí tuve, por órdenes del subdirector, que aclarar la situación. 

guas_519599811.gif

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button