Noticias

Coca-Cola aclara que NO ha sido sancionada por la COFEPRIS ni PROFECO‏

La campaña, lanzada en marzo y que concluyó a mediados de junio, refuerza la postura y el compromiso del Sistema Coca-Cola en el país por ser parte de la solución al reto de la obesidad

A través de un breve comunicado la compañía refresquera más grande del mundo, anunció el día de hoy que su campaña “Una Coca-Cola = 149 calorías para usar en actividades felices”, no ha sido sancionada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), ni por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Si bien la COFEPRIS solicitó información a Coca-Cola sobre la citada campaña publicitaria después de recibir una denuncia por parte de una ONG, Coca-Cola entregó en tiempo y forma la información requerida por la Autoridad Sanitaria, informándole entre otras cosas que la campaña comunicaba de manera clara y veraz la cantidad de calorías que tiene una Coca-Cola de 355 ml, que son 149, en tanto animaba a la gente a usar las calorías que consumen en actividades que les hagan felices, a través de hábitos cotidianos, como reír, bailar, saltar, o sacar a pasear al perro, entre otros, y así lograr lo que los expertos llaman balance energético. La campaña cumple lo exigido por la Ley General de Salud en Materia de Publicidad donde se requiere que la publicidad sea orientadora y educativa respecto del producto de que se trate. 

A la fecha, la COFEPRIS no ha emitido resolución ni sanción.

Artículos relacionados

“Somos transparentes con nuestros consumidores y brindamos información clara, veraz, y completa sobre nuestras bebidas para que tomen decisiones informadas, de acuerdo a sus necesidades y estilo de vida”, comentó Francisco Crespo, Presidente de la filial en el país. “Estamos comprometidos en llevar a cabo acciones que promuevan el bienestar integral de las personas y una de las formas para lograrlo es inspirar a la gente a llevar una vida activa y saludable, objetivo primordial de la campaña en cuestión”, concluyo.

La campaña forma parte de los esfuerzos que Coca-Cola está haciendo a nivel mundial en la búsqueda de soluciones integrales para atender el desafío que representa la obesidad.  Es importante hacer notar que Coca-Cola no anuncia sus productos en programas infantiles, ni dirige mensajes publicitarios de ninguna de sus marcas a niños menores de doce años, como parte de su Política Global de Mercadotecnia Responsable. Esta política aplica a la publicidad en radio, televisión, impresos, Internet y telefonía celular.

Coca-Cola reconoce que el sobrepeso y la obesidad son problemas multifactoriales que se derivan de estilos de vida sedentarios, malos hábitos alimenticios, factores genéticos, metabólicos, emocionales, sociales, entre otros. Según el consenso generalizado de los científicos, la gente gana peso como resultado de un desequilibrio energético, específicamente por consumir muchas más calorías de las que se gastan. Pero la gente consume una gran variedad de alimentos y bebidas, de modo que ningún alimento o bebida en particular se puede considerar como el factor único y exclusivo responsable del sobrepeso u obesidad.

 

Coca-Cola continuará ofreciendo su amplia gama de productos que en México alcanza las 70 marcas y más de 500 productos, donde el 40% son bajos o sin calorías, y de forma creativa, pero siempre apegada a la ley, continuará difundiendo la importancia de saber elegirlos de manera informada y de vivir en movimiento, como parte de sus esfuerzos en ayudar a los consumidores a tomar las mejores decisiones y al mismo tiempo contribuir a reducir la obesidad y el sedentarismo en México.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button