Noticias

Celebración del Día Mundial de las Hepatitis Virales

 El pasado domingo 28 de junio se celebró el  Día Mundial de las Hepatitis Virales, la celebración en el caso de México fue organizada por el colectivo Voces Frente a la hepatitis C, que reúne a un grupo de organizaciones ciudadanas que trabajan en el campo de la salud hepática.

Los grupos mexicanos como parte de las acciones que se realizaron a nivel mundial, para conmemorar éste día se unieron a la iniciativa de la World Hepatitis Alliance para romper su propio Récord Guiness por la mayor cantidad de personas realizando las acciones de no ver, no oír y no hablar, aludiendo a que la hepatitis C es un padecimiento ignorado, buscando con ello generar conciencia sobre el mismo.

En la Unidad de Congresos del Hospital Centro Médico Siglo XXI se llevaron también una serie de conferencias a cargo de:

Dra. Margarita Dehesa Violante – Panorama de la Hepatitis C en México

Dra. Arecely Palafox Zaldivar – Panorama de la Hepatitis B en México

Lic. Claudia Hernandez – La nutrición en un enfermo hepático

Dr. Miguel García Murcia – Derecho de los Pacientes

Dra. Maribel Abad – Apoyo psicológico a enfermos y familiares con hepatitis virales.  

La Organización Mundial de la Salud (OMS) instauró el Día Mundial de las Hepatitis Virales en 2010, con el objetivo de generar conciencia a nivel mundial sobre el problema que representa la hepatitis y la alta prevalencia que tiene en la población en general.

La falta de información que existe sobre esta enfermedad hace que el problema no se dimensione de forma adecuada y se minimicen los riesgos latentes contra la salud. De ahí la importancia en realizar campañas informativas sobre los factores de riesgo para contraer hepatitis C, así como de los síntomas que presenta, en especial si consideramos que se trata de una enfermedad silenciosa que puede estar en el cuerpo durante más de diez años antes de manifestarse.

 

Si la hepatitis C se diagnóstica en etapas tempranas, entre el 75 y 80% de los casos son curables. No obstante, cuando la enfermedad se encuentra en etapas tardías, el impacto es mayor en términos de salud, económicos y familiares, pues una gran cantidad de pacientes se encuentran en etapas productivas, y padecer la enfermedad merma su desempeño laboral, disminuyendo sus ingresos económicos y afectando la economía familiar.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button