Noticias

El cuidado a domicilio es uno de los oficios más antiguos

Compilación: Mtra. Rocío Magallón Mariné.

Cuidar significa mucho más que alimentar y proporcionar los cuidados básicos diarios como alimentar, vestir y bañar. El cuidado a domicilio es uno de los oficios más antiguos y para realizarlo se requiere de paciencia y experiencia. No cualquier persona puede cuidar en su domicilio a un adulto mayor.

A continuación veremos algunos de los aspectos que hay que tener siempre en cuenta:

a) El tipo de servicios: Es importante diferenciar una empresa de una agencia, las empresas especializadas en cuidados gerontológicos, realizarán una entrevista con la familia y conocerán al paciente y su problemática principalmente para determinar el tipo de ayuda que requiere la persona y el personal más adecuado para atenderla, así mismo el profesional deberá poder dar indicaciones a los familiares sobre las modificaciones necesarias que se deben de realizar en casa para salvaguardar la seguridad del paciente y la de su cuidador y el tipo de instrumentos que facilitarían las tareas del cuidado, por ejemplo a extensión de altura del excusado, las barras de sujeción etc.

b) Los cuidadores: El cuidado debe de ser de preferencia dado por el mismo personal en periodos largos de tiempo, es decir, es importante en el cuidado de adultos mayores, sobre todo en aquellos con algún problema como la demencia,  que sea el mismo personal quien se encargue de éste y no que cambie cada día a otro personal distinto.

Los cuidadores deben de cubrir con lo mínimo de requisitos de estudios y experiencia según el caso del paciente.

Muchos familiares optan por pedir que el cuidado lo realice la persona que se encarga del aseo y los alimentos, lo cual es imposible pues no tiene la preparación adecuada, ni tendría el suficiente descanso que se requiere para atender bien a un adulto mayor. 

c) Supervisión: Uno de los puntos a favor que ofrece una empresa es la supervisión continua al personal y el cambio de éste, cuando no cumple con el perfil o no es ya el tipo de personal que se requiere por las complicaciones que tenga el paciente.

La empresa tiene la obligación de asistir por lo menos una vez a la semana a supervisar al personal  que tiene, hacer una visita al paciente y contestar todas las preguntas que tiene la familia, en el cuidado a domicilio a diferencia del cuidado institucional, la responsabilidad se comparte todo el tiempo entre la empresa y los familiares, ambos están atendiendo al paciente en diferentes horas y deben de tener una excelente comunicación en cuanto a toma de medicamentos y seguir instrucciones que el médico indica.

Recomendaciones a los familiares:

Antes de contratar un servicio de cuidados a domicilio en casa asegúrese de los siguientes puntos:

a) El personal que asiste entiende la problemática por la que está pasando el adulto mayor y sabe qué hacer en caso de emergencia.

b) Existen formatos de control diario y supervisión continua al personal.

c) Existe un reglamento para el personal.

d) La presencia del personal demuestra cuidado e higiene.

e) La empresa mantiene respeto ante las creencias religiosas y familiares del adulto mayor y sus familiares.

f) La empresa capacita constantemente al personal de acuerdo a las problemáticas que tiene el paciente.

g) Existen cartas de recomendación y cartas de no antecedentes penales del personal que estará en su casa.

h) En caso de cambio de personal le avisan con tiempo  y realizan un programa  de capacitación para la persona que va suplir.

i) Usted puede reportar en cualquier momento cualquier incidente y solicitar el cambio de personal si no se encuentra conforme.

Esperamos que estos consejos sean de utilidad y le faciliten la búsqueda en tan difícil tarea que es compartir el cuidado. 

 

 

   

maga_191694711.jpg

 
     

Mtra. Rocío Magallón Mariné.

[email protected]

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close