Noticias

Los 12 secuestrados del bar Heaven fueron encontrados muertos

Ayer jueves 22 de agosto, el periódico Excélsior hizo pública la noticia que los 12 levantados del bar Heaven fueron encontrados muertos en un rancho particular en Tlalmanalco,  Estado de México. Según su reporte, a las 00:39 horas de ayer, y a pesar de que no habían concluido las pruebas de ADN para la plena identificación de los cadáveres, su reportero Martín Moreno confirmó la lamentable información y brindó una crónica detallada de los sucesos.

“A pesar de que no han concluido las pruebas de ADN para la plena identificación de los cadáveres, estos Archivos del Poder están en condiciones de confirmar —de acuerdo con las ropas encontradas y a los primeros exámenes realizados por la PGR— que los cuerpos hallados sí corresponden a los secuestrados, en la Zona Rosa, el pasado domingo 26 de mayo a las once y media de la mañana.” Declaró literalmente Martín Moreno periodista de Excélsior en su nota informativa.

Igualmente, el escrito informaba que además de los 12 cuerpos del caso Heaven, un cadáver más fue encontrado en el lugar de los hechos, restos pertenecientes a un jovencito de Tlatelolco apodado “El Alancito”.

Artículos relacionados

Las fuentes cercanas a la columna de Excélsior confirmaban desde las 8:30 horas de ayer jueves 22 de agosto, que no había ninguna duda de que los restos humanos correspondían a las características de los levantados en Tepito.

Entrado el medio día, la información fue corroborada y se subrayó que los cuerpos encontrados en el municipio de Chalco pertenecían a los secuestrados en el antro Heaven.

“Nos trasladamos a Tlalmanalco, donde la PGR y la Policía Federal tenían bajo control la situación. Federales estaban apostados sobre un camino que entronca con la carretera y que conduce hacia los cerros, donde al pie hay por lo menos dos ranchos. En uno de ellos fueron hallados los cuerpos, después de que así lo reveló uno de los detenidos recientemente. Señaló la ubicación exacta del rancho.

“A mí me interrogaron y yo les dije que no vi nada…yo apenas tengo 15 días trabajando de vigilante, pero yo no vi nada…”, dijo a esta columna el responsable de permitir el paso de vehículos sobre el camino pavimentado que lleva a los ranchos. Por seguridad omitimos su nombre.” Se puntualizó en el cuerpo del texto.

A pesar de que oficialmente no se confirmaba la noticia- antes de las tres de la tarde- los indicios encontrados apuntaban a que sí correspondían a las características de los agraviados en Tepito, conforme pasaba el tiempo los reportes ratificaban que los cuerpos sí eran de los secuestrados en el bar Heaven.

Por su parte, la PGR mencionaba “restos humanos” encontrados en el rancho de Tlalmanalco y el Procurador de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Ríos, hablaba de siete cuerpos, sin ratificar si respondían las pruebas de ADN, aún no concluidas, que confirmaran o descartaran la versión de Excélsior.

También se informó que en la zona donde hallaron los cadáveres hay dos ranchos; uno de ellos perteneciente a un diputado local y otro contiguo, en el cuál se encontraron los cuerpos.

“Hasta la hora de entrega de esta columna, ninguna Procuraduría —ni la mexiquense ni la del DF ni la PGR— había confirmado, de manera oficial, si los cadáveres correspondían a los secuestrados del Heaven a finales de mayo pasado.

Pero nuestra tarea de investigación periodística nos confirma que los restos humanos ubicados en el Edomex, sí responden a los desaparecidos del bar Heaven.” Reiteró Martín Moreno responsable de la columna de Excélsior publicada ayer 22 de agosto.

 

Por último, es importante señalar que el pasado martes 20 de agosto, en el club de Periodistas de México A.C., el Procurador Capitalino, Rodolfo Ríos, declaró que el caso Heaven era un tema muy delicado en el cual  ya se tenía a cuatro procesados y un arraigado, entre los cuales se encuentran Ernesto Espinoza Lobo, y uno de los hermanos Dash Miranda, dueños del bar quienes tenían la decisión de hacer o dejar hacer algo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button